Suscrí¬bete RSS
Comentarios RSS
Subscrí¬bete por E-mail

Coldplay – LeftRightLeftRightLeft (2009)

16:25 Autor: Nathaniel 12 Comentarios

Todos contentos

Chris Martin y compañía vuelven a la carga después de un 2008 bastante completito (un álbum, Viva la vida, y un EP, Prospekt’s march) y lo hacen con un álbum en directo que regalan a los asistentes de los conciertos de su gira y que también se puede descargar gratuitamente desde su web. Buen detalle de los británicos. Para evitar confusiones lo confesaré: Coldplay me gusta; me gusta bastante incluso. Así que, sin mediar más, voy al meollo.

LeftRightLeftRightLeft contiene 9 cortes con canciones ya editadas en otros discos la banda. Empieza con Glass of water incluída en el fantástico Prospekt’s march (muy superior a Viva la vida) que funciona estupendamente en directo, con el siempre fantástico piano como protagonista y con un crescendo más que interesante. La sigue 42, en la que canta a pelo con el piano en el inicio haciendo gala de su excelente voz (un poco tramposa con los falsetes siempre, pero cómo la maneja). Clocks continúa la fiesta; el público se vuelve completamente loco con la que probablemente había sido hasta su último disco la canción más pegadiza de la banda. Sorprendentemente, me parece inferior a la versión de estudio, quizá porque Chris parece que está cantando sin demasiadas ganas (seguro que está hasta las narices de cantarla). Empieza a sonar después Strawberry swing, el público palmea enfervorecido, pero la canción, hay que reconocerlo, no es de las mejores de la banda ni de lejos, aunque la defienden de forma correcta. Llegamos al que, para mí, es el momento clave del disco: The hardest part / Postcards from far away. El señor Martin, sólo, con su piano, se marca una versión de uno de los mejores temas de X&Y espectacular, con un inicio un poco dubitativo (cantando en un tono más bajo) pero que acaba realmente bien. Y no contento con eso, juguetea convirtiendose en Mozart unos 45 segundos en ‘Postcards…’ que venía en el el Prospekt’s y que empasta perfectamente con el final de la canción anterior. ¿Estaría pensada así desde un principio?

El disco continúa con Viva la vida, que, hay que reconocerlo, funciona estupendamente en directo, a pesar de que la van a gastar (si es que ya no lo está) a este ritmo. Death will never conquer es la siguiente pieza, fue cara B de Violet hill y la verdad que es el tema que más desentona del disco, no acabo de entender muy bien qué hace ahí. Continúa con Fix you, un tremendo baladón un poco sobreestirado para la ocasión pero que cumple con creces. Y termina con la estupenda Death and all his friends, con ese piano fantástico del ‘estribillo’ (el estribillo es el piano).

El ‘regalo’ del Coldplay no está nada mal, aunque no es brillante. Dejará contentos a sus seguidores y continuará dando motivos de odio a sus detractores, así que, de este modo, todos contentos.



Leer más >>

Havalina - Imperfección (2009)

0:54 Autor: jmgil 2 Comentarios

Volviendo al rock

Crudeza es la palabra adecuada para definir Imperfección, el nuevo y flamante disco de Havalina. Su anterior disco, Junio, era el de los cambios: en la formación (algo que se repite quizás demasiado en la historia del grupo) y en el paso del inglés al castellano. Además el sonido era mucho más cercano al pop suavizando guitarras y melodías, quizás buscando sonar algo más accesibles. Pero incluso en un disco así son los temas más contundentes los que marcan la diferencia, los que muestran lo que Havalina hacen realmente bien: rock.

Este Imperfección es toda una declaración de intenciones: han hecho el disco que han querido sin tener nada ni a nadie en cuenta y les ha quedado un disco casi redondo, con una amplia batería de canciones que superan el notable y que se instalan en tu memoria con gran facilidad. Y el que todavía sea excéptico que pulse play y que escuche el arrollador inicio que conforman las contundentes Imperfección, Agosto en Bogotá y una de mis favoritas, la sugerente Incursiones.

El disco concede un respiro (no, no te relajes) con la pegadiza Sueños de esquimal y la casi acústica Lejos de tu cama, que tambien nos enseña a unos Havalina más calmados pero igual de certeros.

Después de este mini break vuelven las guitarras crudas y la voz distorsionada de 6AM, otra de esas canciones que demuestran el terreno donde Manuel Cabezalí y cía mejor se mueven. Llegados a este punto del disco me viene a la cabeza la recurrente pregunta de por qué estos tios, con la calidad que atesoran, no han sido acogidos por la crítica y el público como creo que se merecen. Resumiendo, ¿por qué Vetusta Morla sí y Havalina no?

Vida maquinal es la única canción de Imperfección que no me ha acabado de llegar, aunque cumple perfectamente con el concepto del album. (¿Que co¡¡??nes es una vida maquinal?)
Pero agarrense que vienen curvas porque la parte final del disco me parece soberbia: Sórdido te extremece, la oscuridad de casi 10 minutos de Desinspiración te entrecorta la respiración y Miedo al agua, con esas guitarras a lo Desintegration, son de lo mejor del disco.

¿Imperfección? Bendita imperfección!




"Incursiones"



"Miedo al agua"



Leer más >>

U2 - No line on the horizon (2009)

23:08 Autor: jmgil 3 Comentarios


Luces y (las mismas) sombras


Ya han pasado unos meses desde que el último disco de los irlandeses más universales llegara a las tiendas (y rapidshare's) de todo el mundo y por eso me decido a hacer un análisis más calmado de No line on the horizon, su duodécimo disco de estudio. El problema es que probablemente lo habré escuchado un par de veces después de superar la inevitable excitación de los primeros días. Supongo que si no ha perdurado más allá de sus primeros meses de vida no apostaría mucho por él como futuro clásico de Bono y cía. Y es que los tiempos de Joshua Tree quedán ya dolorosamente lejanos.

Decir que su nuevo disco es mejor que su predecesor es lo máximo a lo que los U2 del siglo XXI pueden aspirar, y es cierto, mejora el conjunto del flojo y deshilachado How to dismantle an atomic bomb. Tampoco es demasiado consuelo, pero al menos No line on the horizon responde a una idea, a un objetivo conjunto que lo hace un disco homogeneo y coherente, quizás más arriesgado de lo que a estas alturas hubieramos esperado de ellos.

El inicio es cuanto menos prometedor: No line on the horizon se asemeja al inicio de Zooropa y Magnificent es comparable a cualquiera de sus grandes himnos "llenaestadios" que tan bien saben hacer. El baladón marca de la casa que es Moment of surrender, el tema más largo de toda su carrera, y la brillante aunque sobrecargada Unknown caller completan una primera parte del disco notable.

Pero a partir de aquí la cosa decae y bastante. Cierto es que en esta parte final del disco se aprecian ciertas dosis de experimentación con respecto a lo acostumbrado, pero el riesgo no siempre es sinónimo de acierto. Tan solo he sido capaz de retener (que no fijar) en mi memoria Breathe y Fez/Being born. Stand up comedy es un quiero y no puedo con una intro sonrojante con Bono casi rapeando (Zapatero a tus zapatos). Lo de Get on your boots es otro cantar, ¿una broma quizás?. A mi particularmente no me ha hecho mucha gracia. La realidad es que no encaja en el sonido del disco y parece más una concesión a la discográfica para editar un single resultón rompelistas que algo de lo que realmente estar orgullosos.

Nuevo disco de U2, nueva gira multimillonaria con revolucionario mega-escenario, nuevo single (video) para aborrecer por saturación mediática, ¿misma autocomplacencia de siempre?



"Magnificent"
No line on the horizon (2009)
U2




Leer más >>

Suîte Momo - Mientras daba vueltas de campana (2008)

12:29 Autor: Mikel 5 Comentarios

Danny, Toni, Isaac, Dani y Ale son cinco chicos de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) que en el año 2005 decidieron formar Suîte Momo. Después de autoeditarse una demo en el 2006, llevan un tiempo presentando su primer disco, Mientras daba vueltas de campana, once canciones que tienen algo de pop, mucho de rock, pinceladas de grunge e incluso algún toque psicodélico. Para su primer disco han dejado las labores de producción en manos de de Charly Chicago, quien tiene la experiencia de haber trabajado con artistas como Búnbury, Carlos Ann o Bushido. De Suîte Momo destaca especialmente la potencia de las guitarras y la fuerza que, en general, desprenden todas y cada una de sus canciones. Con un sonido denso, crudo e intenso a más no poder, Mientras daba vueltas de campana es un disco que apenas te concede unos segundos de descanso, los que separan una canción de la siguiente. El álbum guarda joyas como Mi cajita de cartón, el tema encargado de abrir el fuego cruzado, una canción que puede llevarte al engaño haciéndote creer que estás ante un trabajo suave o tranquilo. Esa paz acaba en el segundo corte, con la potente Rock and roll 24/7, un trallazo de adrenalina pura de dos minutos. Rayos de Solyedad es una canción que recuerda a Los Planetas inevitablemente en el ritmo y densidad; Siempre el dinero es dramáticamente intensa y bipolar, la tormenta y la calma posterior a la vez, y Proyecciones tiene un potente estribillo que da nombre al disco. Otras canciones como Algo muy común, X mucho tiempo (versión de So long de M. Watts, y único tema que no ha sido compuesto por el grupo) o la genial Eva completan un álbum bastante complejo y arriesgado, con una personalidad arrolladora. Once canciones llenas de energia y carácter que ya les han llevado a compartir escenario con grupos más que consagrados como Vetusta Morla o Love of Lesbian, y les convierten en una formación con mucho futuro gracias a su interesantísima propuesta musical.

"Mi cajita de cartón"



Myspace de Suîte Momo

Leer más >>

Xavi Aparici - Circular (EP)

23:54 Autor: Mikel 0 Comentarios

Xavi Aparici es un barcelonés nacido en el 86, y como la mayoría de jóvenes músicos de su generación, ha vivido su adolescencia al calor de las canciones de artistas como Quique González o Damien Rice. Tras probar suerte en algunas bandas de rock, se dio cuenta de que sus canciones necesitaban la intimidad de su voz y su guitarra acústica para adquirir la forma adecuada. Xavi es de esos artistas que camina con un pie en el pop-rock tradicional y otro en la canción de autor, y presenta su EP un año después de haber dado su primer concierto en solitario. Circular es un interesante EP que consta de cuatro canciones en las que el catalán pretende plasmar sus inquietudes y establecer una base sobre la que ir creciendo musicalmente. Abre el EP la sencilla Buenos Aires, una canción de pop-rock de toda la vida, seguida por Altibajos, la más animada y trepidante de las cuatro, probablemente la mejor. Frágil, pausada y suave, es la más compleja y en la que más y mejor luce la voz de Xavi, y cierra el trabajo Circular, un tema (perdonadme el fácil juego de palabras) redondo, con un rompedor y brillante (aunque breve) final eléctrico. Xavi Aparici tiene materia prima sobre la que ir trabajando, y una juventud que le otorga un amplio margen de mejora, en sus manos está el ir dando los pasos necesarios para hacerse un nombre dentro de un género cada día más poblado. El primer paso, desde luego, no lo ha dado en falso...

"Altibajos"


Página web de Xavi Aparici
Myspace de Xavi Aparici

Leer más >>

Viejas sensaciones

7:48 Autor: Nathaniel 4 Comentarios

Vivimos tiempos en los que la venta de discos está por los suelos, con su lógica: productos de baja calidad, mal presentados, publicitados hasta el extremo, olvidables al minuto dos tras su compra y radiados hasta la extenuación, cuando ya no se les puede sacar ni una gota. Uno acude a las grandes superficies y se encuentra con gran cantidad de discos: buenos, malos, mediocres, neutros, clásicos… ¿Cómo hacer el cribado?

Hoy en día internet es un arma muy poderosa para ello. Al contrario que a la mayoría de los usuarios, cuando me bajo un disco y éste me gusta, termino comprándomelo. Sin embargo, la red es un invento reciente. Antes, la única referencia eran la radio y las revistas; era un tiempo pasado que no sé si fue mejor, pero que, sin duda, era muy diferente. Ahí, la tienda de discos jugaba un papel fundamental. Recuerdo con cariño conversaciones musicales en las tiendas de mi ciudad, en las que el dependiente me aconsejaba, en función de mis compras anteriores, lo que me podía gustar y lo que no. Hoy, tristemente, sólo queda una de aquellas, y tiene más interés en vender mucho que en vender ‘bien’, cosa que, en cierto modo, también puedo llegar a entender.

Pero todavía quedan reductos que, por mínimos que sean, merece la pena explorar. En mi último año de estudiante, cuando faltaba a clase, me pateaba las tiendas de discos de Coruña, en busca de discos interesantes. En esa época, me compraba vinilos (antes de que se diera el resurgimiento del formato) a pesar de no tener plato (porque soy una persona muy ‘consecuente’). Un día, entré en una de las pocas tiendas que los tenían y fui ojeando uno a uno, todas sus portadas, deteniéndome en la observación, buscando sin rumbo fijo, un poco “a ver que encuentro”. Me topé con el Rattlesnakes de Lloyd Cole and The Conmotions, un disco de jangle pop de los ochenta un poco de culto (qué termino tan trillado). Mi mayor sorpresa llegó al ir a pagarlo: “¿Me llevas esta joya?”. El dependiente, un hombre más bien mayor, que tenía más pinta de escuchar a José Luis Perales que a los Beatles, parece que sentía especial devoción por aquella pieza. Lo cogió y me dijo: “¿Lo ponemos?”. Contesté que sí, claro. Comenzaron a sonar los acordes de Perfect Skin y ambos nos quedamos como bobos escuchándolo un rato. Se lo pagué y me fui, pero me llevaba algo más que un LP, también me llevaba una sensación.

Puede que una gran superficie, encuentre más discos, que estén más ordenados, que el acceso a la música sea ágil, pero puede también que me pierda sensaciones, que la música deje de ser un nexo de unión entre la gente para ser un simple objeto de consumo. Al fin y al cabo, el último disco de Fabián (por ejemplo) no se encuentra en ninguna gran superficie, así que para no encontrar de todo, prefiero el calor de una vieja tienda, en la que al menos me sienta como en casa. A lo mejor es que me hago viejo...

Leer más >>

La justicia poética en el fútbol

23:32 Autor: Nathaniel 0 Comentarios


El Barça ha ganado su tercera Champions League, pero más allá del hecho, está el modo: enamorando con su juego. El equipo ya habría pasado a la historia por sus exhibiciones futbolísticas a lo largo del año, pero el destino le ha reservado la fortuna de poder refrendar todo ello ganando la triple corona. Un triunfo del fútbol, un triunfo de la justicia poética en el deporte.

Desde aquí, y temiendo caer en el tópico, quiero quitarme el sombrero ante dos caballeros. El primero es el señor Iniesta (qué partido te has marcado, Andrés), jugador honrado, humilde pero, por encima de todo, un superdotado del balompié. Aún así, no le han dado el Man of the match (y no digo que Xavi no lo merezca). Y el otro es Pep Guardiola, el 'frontman' de todo esto, el que vino al rescate cuando el club parecía un solar. En pocos meses, ha obrado el milagro: levantar a un equipo del agujero en el que estaba sumido, dotarlo de una solvencia y actitud encomiables que se suman a la calidad que ya se les presuponía, e imponer un modo de entender este deporte, que en partidos como esta final, convierte al fútbol en un espectáculo prácticamente insuperable.

Siempre me acuerdo en estos casos del derrotado, porque siempre he creído en la belleza estética de la derrota. El Manchester hizo su partido; incluso arrancó mejor que el Barça y pudo adelantarse. Después le pasó un camión por encima. Pero hay que felicitarles, porque no se han rendido y no se le puede reprochar nada, excepto la tremenda entrada de Scholes a Busquets. Un rival muy digno que esta temporada lo ha gando todo menos la Champions, y eso también merece un reconocimiento.

Enhorabuena a los culés. Enhorabuena a los amantes del fútbol.

Nota: Escucho con estupor en la radio que Messi ya tiene garantizado el Balón de Oro; y pienso que le debe medio sueldo (y medio Balón de Oro si se lo dan) a esos dos ‘bajitos’ españoles que juegan en el centro del campo de su equipo. Qué gusto por las estadísticas hay en este juego, qué injusto.

Leer más >>

Beirut/Realpeople - March of Zapotec/Holland (2009)

17:45 Autor: jmgil 2 Comentarios

División de opiniones


El nuevo disco de Beirut, o lo que es lo mismo, Zach Condon es un pequeño pupurrí de dos EP’s que uno no sabe muy bien a que cuento vienen y mucho menos el por qué de su presentación conjunta. El proyecto inicial fue el de editar dos EP por separado, uno como Beirut y otro bajo el sobrenombre de Realpeople, algo que adquiere por completo su lógica al escuchar el disco.

March of Zapotec es el título de la primera parte de esta extraña propuesta de disco, en el que el joven Zach continúa exprimiendo el sonido Beirut, ésta vez inspirado en la música folclórica de Méjico, aunque a veces de la sensación de haber sido seducido por algún pasodoble de alguna plaza de toros española. De esta primera parte se salva La Llorona, un tema a la altura de sus mejores composiciones. Sinceramente no creo que quede mucho más para el recuerdo de esta primera tanda de canciones, en las que predominan pasajes instrumentales y sobrecargadas producciones (aunque algunos dirán que como siempre) faltas de emoción.
Silencio y tímidos pitos en el coso.

No mucho más inspirada encuentro la segunda parte, que bajo el pseudónimo de Realpeople nos presenta Holland, cinco canciones que nos muestran a un artista inquieto que busca en la electrónica nuevas vías de desahogo compositivo. My night with the prostitute from Marseille (¿Dónde he escuchado yo antes este tema?) es una de las más acertadas del lote. My wife, lost in the wild y su ritmo cansino tampoco estará entre nuestras favoritas en ningún recuento. Cumplen con el expediente sin embargo la preciosista Venice y The concubine, uno de los temas más recurrentes del disco para terminar el viaje con No dice, con su ritmo disco ochentero y con unas ganas tremendas de perdonarle a Zach Condon este pequeño traspiés.
Silencio sin más.



"La llorona"

March of Zapotec/Holland (2009)
Beirut/Realpeople


Leer más >>

Delanada - Cuatro canciones para no dormir y una declaración de intenciones (2009)

17:19 Autor: jmgil 2 Comentarios

Encontrando el camino

Javier Molina ha conseguido encontrar su sitio. Dice que no hace mucho tiempo no sabía que era eso de internet, que andaba de lugar en lugar sin establecer un sitio fijo, que como muchos tocaba en la calle o en el metro y que no encontraba su lugar musicalmente. Sin embargo se decidió a existir, a plasmar sus canciones en un formato y así es como nos muestra su primer EP Cuatro canciones para no dormir y una declaración de intenciones, que bajo el nombre de Delanada podemos descargar gratis o por la voluntad en su página web.


Y es que la música si no sales en la tele o en algún reality está muy mal y los artistas prefieren la difusión, aunque sea a costa de malvivir, con el fin de llegar a cuanta más gente mejor.

En estas cinco canciones vamos a encontrar sobre todo sonidos de raiz americana, como el precioso blues que sirve de comienzo a este pequeño viaje (preferiblemente en coche descapotable) que nos propone El blues de los quereres. Los sonidos sureños con un sol de justicia como excusa nos envuelven en Las intenciones, que chasqueando los dedos nos introduce en quizás el mejor y más oscuro tema del lote, Las Horas. Recuerdo que la primera vez que escuché este tema era de noche, estaba cansado y estaba deseando apagar de una vez la pantalla del ordenador. Una hora después seguía igual de cansado, con el mismo sueño pero con una canción impidiendome conciliar el sueño en la cama. Supongo que es lo que pasa con las canciones buenas, las que marcan.

El duo final del EP lo forman las calmadas y evocadoras Road movie peninsular y Los riesgos de ponerse en pie, que ponen broche a una prometedora carta de presentación de un artista del que nos alegramos haya encontrado un lugar desde el que mostrarnos que con ganas y talento todo es más fácil.


"Las horas"
Cuatro canciones para no dormir y una declaración de intenciones (2009)
Delanada





Leer más >>

Recuperando pequeños clásicos (I)

12:27 Autor: Nathaniel 11 Comentarios





¿Escuchaba música pop porque estaba deprimido? ¿O estaba deprimido por escuchar música pop? Así empieza Alta fidelidad, una adaptación del genial libro homónimo de Nick Hornby (autor altamente recomendable). Supongo que a los amantes del gran cine les parecerá una película menor, y quizá lo sea por su absoluta falta de pretensiones, pero me parece una de las más chispeantes comedias de los últimos años.



Rob Gordon (John Cusack) es un joven que tiene una tienda de discos en la que trabajan sus amigos Barry (Jack Black) y Dick (Todd Louiso), y acaba de romper con su novia Laura. Rob reflexiona sobre el sentido de la vida y sus relaciones sentimentales anteriores en las que siempre le han dejado. El planteamiento formal es bastante peculiar, con Cusack hablando directamente a cámara, interpretando un guión espléndido que hila perfectamente la trama principal con desternillantes gags que ocurren en la tienda.

Cuenta con cameos de renombre como el de Tim Robbins haciendo de histriónico amante de Laura y de Catherine Zeta-Jones y Lily Taylor haciendo de exnovias de Rob. Tampoco tiene desperdicio el personaje de Marie de Salle, esa supersexy cantautora afroamericana que versiona fabulosamente Baby I love your way de Peter Frampton y con la que comparte unas reflexiones muy interesantes.



La música tiene un papel más que protagonista en la película, no sólo por la banda sonora, que no tiene desperdicio (The Kinks, Queen, The Beta Band, Bob Dylan, Stereolab…), sino también por las fantásticas conversaciones como la de Barry indicándole a un tío los discos que tiene que tener, o el vacile a un padre comprando un disco de Stevie Wonder a su hija (¿está en coma o qué?) y, sobre todo, el rollo snobista que gastan con todos los que pasan por su tienda. Ellos están por encima del bien y el mal, no respetan a nadie. Nadie sabe más de música que ellos.

Una de las cosas que más me hace disfrutar es rebuscar entre los estantes de la tienda buscando algún disco que conozca como, por ejemplo, el Bryter Layter de Nick Drake o el Psycho Candy de Jesus and Mary Chain.

Durante años he fantaseando haciendo listas de principales con un amigo, he reordenado mis cientos de discos varias ocasiones dejando el suelo de una habitación completamente impracticable (aunque todavía no por orden autobiográfico) y, está claro que en mi subconsciente y en mi consciente, por qué negarlo, tener una tienda de discos siempre ha sido un sueño no realizado. Quizá por esto, Alta fidelidad sea una de mis cinco principales de la comedia. O quizá sea por frases como ésta:

Lo que importa es lo que te gusta, no lo que te gustaría ser. Importan libros, discos, pelis… ¡Eso importa! Puede que sea cínico pero es la puta verdad.

AMÉN.

Mis cinco principales de siempre (en inglés):
-Into the mystic de Van Morrison
-Old habits die hard de Mick Jagger y Dave Stewart
-Perfect day de Lou Reed
-Leave de R.E.M.
-More than this de Roxy Music

¿Y las tuyas?

Leer más >>

Entrevista; Alfredo González

0:04 Autor: Mikel 11 Comentarios
Alfredo González Gutiérrez nació en Turón (Asturias) el 7 de marzo de 1981. Es pianista de profesión, y aprendió a escribir y tocar la guitarra con 14 años. Estudió Historia en la universidad de Oviedo, y después de varias maquetas lleva los últimos meses presentando dos discos que ha publicado simultáneamente; “La nada y tu”, en asturiano, y “Dudas y precipicios”. Por si esto fuera poco, también está inmerso en una gira acústica con el valenciano Manolo Tarancón, y acaba de formar un grupo ocasional con Pablo Moro y otros amigos. Hoy le robamos un poco de su preciado tiempo y le invitamos a que responda nuestras preguntas para la primera entrevista de SextoHombreDigital

SextoHombreDigital: Antes de nada, teniendo en cuenta lo denostado que está el término en España, ¿te consideras cantautor?


Alfredo González: La verdad es que yo creo que sí que soy cantautor desde el punto de vista de que un cantautor es alguien que canta lo que escribe y escribe lo que canta. De hecho, hace tiempo que yo decía que me sentía cantautor como Rosendo Mercado. Digamos que es un poco transgredir pero también es cierto que “El Rosen” escribe sus temas y los canta él. Teniendo en cuenta que el término “cantautor” ha tenido ciertas connotaciones peyorativas en los últimos años, por la canción protesta y todo eso. En "La vida de alquiler" había algunas canciones protesta, digamos contestatarias, es algo que no dejé de lado pero sí que llega un momento en el que si te apetece decir algo lo haces desde un punto de vista secundario, no quitándole importancia, pero sí manipulándolo un poco y dejándolo de alguna manera detrás. Lo importante en todo caso no es el mensaje, es transmitir, es lo que yo opino al fin y al cabo.



Viendo a Sabina en directo, supe que quería dedicarme a esto de la música


SHD: ¿Cuándo decidiste dedicarte a la música? ¿Qué es lo que te llevó a ello?

A.G: Pues mira, creo que te puedo decir la fecha exacta, fue en mayo del 2001, en un concierto de Sabina en el auditorio de Oviedo. Yo tenía tres o cuatro canciones escritas, fui a verle, vi todo aquello y fue como “yo quiero estar allí arriba”, ¿sabes?. Sabina hizo dos horas y media de concierto, y yo que tenía tres o cuatro temas, que ni siquiera había grabado una maqueta, vi todo lo que transmitió, lo que para la gente significaba, lo que estaba haciendo… No sólo era su música, eran sus letras, eran sus mensajes… Era él en general, una persona que, encima de unas tablas, te hace creer, confíar en una cuestión concreta. Lo que a mi me gusto de todo aquello era que durante dos horas y media toda la gente que estábamos allí nos habíamos olvidado de nuestros problemas, de todas nuestras hipotecas, de nuestras “vidas de alquiler”, que me valió un poco para el título del disco. Cuando subes a un escenario te ayuda a olvidarte un poco de todo lo que hay, y lo que yo quería era que mi trabajo fuera que la gente se olvidara un poco de su vida y viviera esa “muerte pequeña”.

SHD: En “La nada y tú” escribiste las canciones partiendo de poemas y textos ajenos; ¿Es más fácil así o al contrario?

A.G: Yo creo que es más difícil, aunque vamos a dejarlo en que es distinto. Cuando tú haces tus canciones, te sale una letra y una música a la vez, una melodía concreta, pero cuando alguien te da una letra o tú eliges la letra de alguien (en mi caso fue más que nada elegir, fui viendo letras que me llegaban, poemas que me gustaban…) es más difícil, pero tiene un punto positivo; es como si te dejan poner una pizca de sal en la ensalada de tu vecino. ¿A quién no le gustaría poner sal en la ensalada de su vecino y ver a su mujer en sujetador?. Es un poco así, estás viendo la intimidad de tu vecino y te dejan meterte ahí, ponerle la música… Es precioso. Por otra parte, lo que te digo, para mí es más fácil escribir mis temas porque sale todo a la vez. Tienes una idea y te sale la letra, la música, todo de golpe. Pero cuando alguien te ofrece una letra o tú estás investigando dentro de una letra y te dejan entrar ahí, cambiarla de plato, ponerle un poco de vinagre de Módena, meterle un poco de lechuga… Esa intromisión siempre tiene su punto, y además enriquece mucho la cultura general. En mi caso, te resumo brevemente, en Asturies tenemos un nivel literario muy alto y yo creo que muy poco reconocido. La música siempre ha estado un poco por encima de las letras, me parece importante darle ese punto de altura también a las letras. Si yo como músico puedo llegar a un público determinado, creo que también es importante que le ponga música a poemas de autores que son excepcionales pero que llegan a un público menor.

SHD: Algo así como promocionarles...

A.G: Exacto. Yo creo que el caso es ayudarnos unos a otros siempre.


Para mí el éxito es poder mirar a la gente en un concierto y saber que se va con una sonrisa en la cara
SHD: Eres pianista formado, y en los conciertos tocas el teclado y también la guitarra ¿Cuál de los dos instrumentos prefieres?

A.G: Si te digo la verdad, prefiero el piano por formación, y prefiero la guitarra por deformación (risas). Empecé a tocar la guitarra porque cuando empecé a hacer canciones hace ya unos nueve u ocho años, los cantautores que yo conocía y que yo escuchaba tocaban la guitarra. Escuchaba a Javier Álvarez, a Pedro Guerra, a Ismael Serrano, Aute, Silvio, y la verdad es que no conocía muchos cantautores con piano. Pensaba “todo el mundo toca la guitarra, joder, tendré que aprender"...

SHD: Entonces, ¿te consideras un principiante con la guitarra?

A.G: Sí, yo creo que con la guitarra seré principiante siempre. Siempre digo en los conciertos que soy un pianista aceptable y un mal guitarrista (ríe). Mi instrumento es el piano, lo estudié, creo que lo sé tocar… La guitarra la toco como puedo, lo intento y, bueno, para defenderme creo que puedo, es como quien dice que sabe nadar, yo no sé nadar, sé no ahogarme con la guitarra, más o menos.

SHD: Volviendo un poco al tema de antes, en "La vida de alquiler" había canciones con claro contenido social y político como "Los lunes al sol" o "La tendré que soñar", ¿es casualidad que en los últimos no haya temas de estas características o se debe a alguna razón concreta?

A.G: Pues mira, casualidad no es, pero cuando uno saca su primer disco… Yo siempre recuerdo cuando Chaouen me firmó su primer disco y me puso; “todos los comienzos son ingenuos”. Y yo estoy completamente de acuerdo, mi primer disco fue ingenuo. Le tengo muchísimo cariño por supuesto, pero cuando uno hace su primera obra quiere demostrarlo todo y dejarlo todo ahí. Yo quería mostrar todo lo que yo pensaba de cuáles eran mis universos y digamos que se ha quedado ahí. Yo no he perdido mi compromiso, sigue estando latente, sigue estando ahí. De hecho hace poco he tocado en un concierto por la Tercera República y sigo tocando por todas las causas que me parezcan importantes, pero ha llegado un momento en el que uno ya lo que directamente quiere hacer es soltar sus propios demonios. Soltar tus demonios, decir “todo el mundo sabe lo que pienso, mi ideología, lo que hay”. Por supuesto nunca cerraré la puerta a una canción más comprometida, pero en este momento de mi vida me apetece contar lo que yo pienso , lo que me está viniendo a mi.

SHD: ¿Cuál es en tu opinión tu mejor disco? ¿De qué canción te sientes más orgulloso?

A.G: Pues mira, mi mejor disco yo creo que es el último, quizá porque es el último (ríe)...

SHD: ¿"La nada y tu" o "Dudas y precipicios"?

A.G: Ahí me pillaste... La verdad es que una mezcla de los dos. “La nada y tu” es un disco al que yo quiero mucho porque es muy cercano a mi. Es mi lengua, es mi tierra, y llevaba ocho años preparándolo. Lo quiero mucho, pero “Dudas y Precipicios” es un disco que es muy mío porque son años de trabajo y la primera vez que uno sale a la venta en todo el mercado. En discos te lo voy a dejar un poco entre paréntesis, pero en cuanto a canción, yo creo sinceramente que mi mejor canción es "Retruque". Pienso que es la letra que más lograda me quedó y es mi música favorita. No sé por qué ni por qué no, pero es la que más me gusta.

SHD: ¿Cuáles son los discos que más estás escuchando estos días?

A.G: Pues mira, uno de los que más escucho ahora es el de Fabián, que es un disco minimalista, precioso, para escuchar en días de lluvia... Mira, igual a Fabián no le gusta, pero el otro día lo hablaba con una amiga y le decía que el disco de Fabián es un disco para follªr, pero para follªr con amor (risas). Y para mí esto es un piropo ¿eh?, porque es un disco precioso.
También he estado escuchando desde hace tiempo el disco de
Coque Malla. Para mí hasta el momento es el disco del año, todos tenemos a Coque un poco parado, era Coque “el cantante de Ronaldos”… Pero de repente aparece Coque Malla con ese discazo con temas como “Cuídate”, “Hasta el final”, “Berlín”, que es preciosa… Entonces estoy un poco con el de Fabián, que me encanta, con el de Coque, y por decirte otro que me encanta, te digo el de Love of Lesbian. Les sigo desde hace tiempo y no creo que éste sea su mejor disco, porque no lo creo, pero hay cosas como un tema que se llama “Incendios de Nieve"...

SHD: Una pasada...

A.G: Eso es, y sólo por esa canción merece la pena pagar el dinero del disco.

SHD: Quizá no sea su mejor disco, pero tiene las mejores canciones...

A.G: Exacto, no es su mejor disco en conjunto pero tiene tres o cuatro temas que son geniales. Hay un tema que se llama “Voy a romper las ventanas” que dice “ven a gritar como antes”, que es precioso. Tiene partes muy completas .
Y que no se me olvide el disco de
Nixon, que es compatriota. Le estuve viendo en directo el otro día aquí en Oviedo y, bueno, es un discazo. “Erasmus borrachas”, “Traficando”… me parecen todos los temas geniales. Ya te he dicho tres, bueno, ¡cuatro!...

SHD: Ahora uno internacional...

A.G: Mira, voy a ser tópico, te voy a decir el de Dylan, es un discazo tío. No he puesto nada en el blog todavía porque, ostia, es que es muy bueno. De hecho leí el otro día en la Rolling Stone un artículo de Lichis y decía; “este Dylan se parece al Sabina”. Me parece precioso, muy bonito, porque tiene temas que parece que los ha hecho Sabina (con las distancias y los respetos adecuados). Es un disco que va a dar muchísimo que hablar y que puede que sea incluso mejor que el “Modern times”, yo creo que me gusta incluso más.

SHD: Una un poco más difícil, ¿Cuál es el grupo que te gusta y no queda bien decir en las entrevistas?

A.G: Mecano (risas). Soy muy fan de Mecano tío, creo que Nacho y José María tienen algunas letras patéticas pero otras excepcionales. “Cruz de navajas” me parece una maravilla y “Me cuesta tanto olvidarte” me parece también preciosa. Incluso “Mujer contra mujer” es una canción que en el 88 hablaba y defendía el sexo entre mujeres, ¿sabes?, el lesbianismo digamos. Creo que siempre han estado muy por encima de todos, lo que pasa es que decir que te gusta Mecano es como… Queda mal, pero a mí me encantan.


Hago canciones para poder conocer a gente que pueda identificarse con ellas
SHD: ¿Qué es para ti el éxito?

A.G: Pues mira, te voy a ser sincero, el éxito lo estoy viviendo ahora por una simple cuestión; he estado tocando en Valencia, he estado tocando en Barcelona… La gente me miraba a los ojos y al acabar el bolo me venía y me decía “te hemos descubierto, nos ha gustado”, y me podía tomar una copa con esa gente. Decirles “Qué os gusto? ¿Qué no os gustó? . Acababa el bolo y me iba en Valencia a casa de Manolo (Tarancón), y él y yo estábamos felices, porque sabíamos que había gente ahí que lo había escuchado y que lo había disfrutado. Para mí el éxito es poder mirar a la gente en un concierto y saber que se va con una sonrisa en la cara.

SHD: Hablando de Manolo, ¿Qué tal la gira con él? ¿Habrá segunda parte?

A.G: Sí, si, por supuesto. Ayer me llamó antes de que me fuera de Barcelona, encantado, y me dijo, “tío, esto hay que seguirlo”… Y ya tenemos fechas ¿eh?. La gira ha sido la ostia, y la verdad es que el bolo de Barcelona fue el que mejor hicimos , porque, claro, cuanto más tiempo llevemos tocando juntos mejor nos sale, y ya no es sólo que nos saliera bien musicalmente, si no que se notaba una complicidad en las tablas genial. La verdad es que Manolo y yo hemos pasado de músicos colegas a ser grandes amigos. A día de hoy somos grandes amigos y tenemos ya la segunda parte , tenemos cuatro fechas ya cerradas que aún no te voy a desvelar (risas)...Si te tuviera que definir en una palabra la gira con Manolo, la palabra sería satisfechos, ha sido precioso, ha sido muy bonito tío…

SHD: Estás tocando canciones nuevas en los conciertos...

A.G: Si...

SHD: ¿Estás pensando en un nuevo disco o piensas descansar después de haber estado presentando dos a la vez?

A.G: La verdad es que sí, pensamos en nuevo disco, pensamos en reeditar… Quedan pocas copias de “Dudas y Precipicios”. Mi mánager y yo estamos pensando qué hacer, sacar otro, reeditar... Hay cosas importantes que aún no puedo contar...
De momento, tengo como ocho o nueve temas para nuevo disco, algunos los toco y otros están ahí, en la carpeta guardados. Mi idea es sacar el segundo, pero tampoco estaría mal reeditar éste, con temas nuevos, un poco a ver qué pasa. La gira continúa aún y vamos a ver qué pasa...


Dicen que la música en directo no se muere, pero cada vez está más cara
SHD: ¿Cómo ve la crisis alguien que aspira a vivir de la música?

A.G: Pues la padezco más que cualquiera (risas). La verdad es que sí, porque los discos no se venden, se venden muy mal, muy poco... En los bolos estoy vendiendo discos, Manolo también los vende… Yo creo que hay que reformular las ideas en parte; la industria está mal, está muy mal, y nosotros estamos ahí. Padecemos la crisis sobre todo en una cosa , y es que todo el mundo dice que la música en directo no se muere, pero cada vez está más cara. En las salas nos cobran por tocar, tenemos que cobrar más por tocar, y lo que hace unos años costaba 4 euros ahora cuesta 8. ¿Qué pasa? Nos salen muchos menos bolos, tenemos que pelear el doble… Pero yo llevo unos meses en los que quiero ser optimista, y para mí la botella está medio llena siempre. Te he conocido a ti, he conocido a la gente de Citylights, a Lupín, a JM Gil, he conocido a mucha gente interesante en esta gira, y yo me metí en este negocio para conocer gente y poder componer canciones, para intentar sobrevivir. Yo hago canciones para poder conocer a gente que pueda identificarse con ellas , y hago canciones para poder viajar enseñándolas, con lo cual, yo no estoy en crisis (ríe).

SHD: Cambiando un poco de tema, estudiaste Historia...

A.G: Exacto.

SHD: ¿Has pensado en ejercer?. ¿Quién es tu personaje histórico preferido?

A.G: Pues mira, mi madre quiere que ejerza (risas), todos los días pretende que ejerza, porque ya sabes que eso es un curro fijo y viene bien. Yo no lo veo tan claro… La verdad es que odio las rutinas tan claras, ejercer como profesor es una rutina muy evidente y yo soy un tipo muy variable y me gusta probar un poco de todo. No me veo ejerciendo, la verdad.
Personajes históricos te puedo decir muchos; uno Steve Biko, el de “Grita libertad”, el libertador de Sudáfrica, y siempre he dicho que tengo otro par de ellos muy típicos, muy evidentes; uno es el Ché Guevara, y el otro, aún siendo yo la persona más atea del mundo, es Jesucristo. No por religión, porque soy ateo, pero sí por la filosofía concreta que propagaba ése tipo que en el fondo dicen que existía. El personaje histórico, no el tipo que hacía milagros, esa figura concreta en sí que defendía el amor entre la gente. Es un poco hippie (risas), siempre me llamó mucho la atención porque era un tipo que, como digo, precognizaba el amor pero hay una parte de la Biblia en que Simón Pedro le corta una oreja a un romano, no sé si te suena, así que vale, eres pacifista pero llevas contigo un menda que lleva una espada, ¿Sabes?. En el fondo era un poco como el Ché Guevara, que busca el amor pero haciendo un poco de guerra, que en el fondo creo que es necesario. El amor lo buscamos todos, pero a veces hay que guerrear. Por eso me gustan estos dos personajes; uno lo hacía con su fusil y el otro, aunque todo el mundo diga lo contrario, también peleaba por esa igualdad entre todos, que es lo que a mí al fin y al cabo me gusta.

SHD: Eres futbolero, ¿Cuál es tu equipo?. ¿Y el mejor jugador de la actualidad?

A.G: Pues mi equipo es el Sporting de Gijón. Soy más culé que madridista, soy casi anti madridista, por mal que suene y sin que suene mal , y mi jugador es Iniesta. Me parece un crack en todos los sentidos; es un tipo honrado, humilde, gran jugador... Le admiro tanto dentro como fuera del campo, me parece un tipo muy interesante.


Me gustaría que me recordaran como a un tipo que hace canciones.
SHD: ¿En qué empleas el tiempo que no estás ensayando o tocando?

A.G: Pues mira, suelo leer, ver cine, soy muy cinéfilo también y... Pues la verdad, me voy de copas (risas). Yo siempre he dicho que lo que diferencia al rock&roll de otros estilos de música es que el rock mira a la vida desde un tragaluz. Nosotros somos los pies de la gente, vemos lo que la gente pisa, otros ven lo que la gente mira. A mi me gusta hablar de lo que la gente pisa, de lo que nadie habla. El rock&roll se ve desde abajo y otros tipos de música quizá se ven desde arriba. A mí, que me gusta el rock, cuando no estoy haciendo rock me gusta buscar a la gente que pierde para después poder hablar de ella.

SHD: ¿Tu lugar preferido? ¿El sitio que siempre has soñado conocer?

A.G: Tengo muchos, pero te voy a decir que mi lugar preferido es Oviedo. Yo soy de Turón, que es un pueblo de la cuenca minera, pero hace tiempo que me he enamorado bastante de Oviedo. Me encantaría conocer La Havana, La Havana vieja concretamente.


Dentro de 10 años espero verme malviviendo de la música y poder mirar a los ojos a los que vayan a verme
SHD: ¿Cómo y dónde te ves dentro de diez años?

A.G: Pues espero verme malviviendo de la música aunque sea, pero que al menos el verbo “vivir” esté ahí, intentándolo al menos. Conociendo a gente, carreteando de carretera en carretera, y espero que dentro de diez años pueda seguir escribiendo canciones que le gusten a la gente. Eso es lo que pido, poder seguir escribiendo y ver a 10, 15 o 20 personas que vayan a un bolo y mirarles a los ojos.

SHD: ¿Cómo te gustaría que te recordaran?

A.G: Me gustaría que me recordaran como a un tipo que hace canciones, a secas. Ni buenas ni malas, un tipo que hace canciones.

SHD: La última, para terminar, ¿alguna novedad que puedas y nos quieras contar?

A.G: Te cuento unas cuantas cosas; la gira con Manolo sigue, como te he dicho tenemos cuatro bolos prácticamente cerrados y esperamos cerrar otros cuatro más para septiembre-octubre. Más... Esto es casi exclusiva, Manolo y yo queremos grabar un EP, grabar unos temas. A finales de Octubre me voy a competir a Liet, al sur(Países Bajos) por el premio que gané (Premio al meyor cantar en lengua asturiana 2008).
¡Ah! Te puedo decir que el videoclip de
"El último taxi" saldrá al fin en la tele, en Sol Música y los 40 ya el mes que viene, pero pretendemos grabar otro en agosto, o eso me han dicho hoy.

SHD: Pues nada Alfredo, un placer hablar contigo, gracias por acceder a ser el primer entrevistado de SextoHombreDigital...

A.G: El gusto es mío. Te voy a ser sincero, he hecho 40 o 50 entrevistas , y muy pocas tan agradables como ésta. Sinceramente, uno está hasta el culo de que le pregunten por qué su disco se llama “Dudas y Precipicios”, ¿sabes? Y tú no me lo has preguntado (ríe). Un abrazo, nos vemos pronto.

"A borbotones", Dudas y Precipicios, 2008



Blog de Alfredo González
Myspace de Alfredo González



Leer más >>

Alfredo González - Dudas y Precipicios (2008)

18:16 Autor: Mikel 5 Comentarios

Una larga carretera con un amanecer de fondo es la portada de Dudas y Precipicios. Podría ser una fotografía escogida al azar, pero no, el espíritu del disco tiene mucho que ver con dicha imagen. Y es que el álbum está ambientado principalmente en esa hora en la que sólo los más trasnochadores se resisten a ir a casa. Si en La vida de alquiler, su primer disco, el asturiano se presentaba como un cantautor a la vieja usanza, en Dudas y Precipicios da un giro brusco hacia el rock, mostrándose capaz de aunar la lírica de los más inspirados escritores de canciones con el aire canalla que se respira en los bares que más tarde cierran. El disco arranca con Retruque, un precioso tema en el que el piano de Alfredo engaña simulando ser el único protagonista de la canción, para después evolucionar hasta acabar en un apoteósico crescendo final. Buscando habla de la materialidad del sexo accidental , siendo preludio de El último taxi, cantada junto a su amigo y paisano Pablo Moro, un single perfecto lleno de fueza (y vicio), y con un pegadizo estribillo. Continúa el disco con Vivos de frío, un disparo de canción que huele a alcohol y no te permite escapar de esa atmósfera nocturna en la que te sumerges cuando empiezas a escucharlo. A borbotones, con una de las mejores letras del álbum, resulta ser toda una declaración de principios que culmina con una frase gráfica a más no poder; canto porque no sé respirar. Fuera de control es la primera de las cuatro canciones siguientes en las que el piano sobresale por encima de todos los demás instrumentos. Le siguen la espléndida Cicatrices de prestado, Piernas de marioneta y Según los días, otra demostración del buen hacer compositivo de Alfredo, un tema que, utilizando sus propias palabras, te barre las esquinas, las de dentro, las más sucias, donde el polvo se acumula. El disco, en teoría, termina con un tema de guitarra y voz llamado Golfo, y digo en teoría porque existe un tema fantasma que da nombre y apellidos a su excelente trabajo, y es el broche perfecto a once canciones llamadas a permanecer en la memoria de los amantes del buen rock de autor por mucho tiempo. Dudas y Precipicios es un disco en el que Alfredo ha puesto el alma y el corazón. Se desnuda, dejando al aire sus vergüenzas, sus miedos, sus vicios... mostrándonos sus vísceras sin pudor. El asturiano se ha ganado a pulso estar considerado como uno de los artistas nacionales más prometedores con once canciones sinceras y directas que dan forma a Dudas y Precipicios, el mejor ejemplo de cómo hacer un buen disco de rock de autor.

Nota: Como podeis ver en Noticias Destacadas, en SextoHombreDigital tuvimos el inmenso placer de hablar con él. Si quereis saber qué nos dijo, no os perdais la entrevista que publicaremos en las próximas horas...

"Retruque"



Leer más >>

Ben Harper and Relentless7 – White lies for dark times (2009)

14:40 Autor: H 8 Comentarios

Pero qué grande eres Benito!

El pasado 28 de abril se publicaba el décimo álbum del gran Ben(ito) Harper. Y menudo álbum este White lies for dark dreams, de los de quitarse el sombrero!

Nada que ver con el anterior, y mucho más tranquilo, Lifeline. Para este nuevo trabajo, Mr. Harper no ha contado con sus habituales compañeros de viaje, The Inocent criminals. No, y se nota, vaya si se nota!

Sus nuevos acompañantes son Relentless 7. ¿Qué quienes son? Un trío de Jotas, formado por Jason Mozersky (guitarra), Jordan Robinson (batería) y Jesse Ingalls (bajo). Curiosamente, Jason era el conductor de furgoneta de Ben, y en uno de sus viajes puso la maqueta de su grupo. A Ben le encantó su sonido, y ya le invitó a colaborar con ellos, en ese temazo del Both sides of the gun, llamado, “Please don´t talk me about murder while I´m eating” (tema que recuerda al corte nº5 - “Why must you always dress in black”).


Con ellos, ha conseguido sin duda un nuevo aire, aire fresco y renovado. Un espectacular sonido, mucho más rock. Rock americano del bueno, del que al escucharlo apetece subir el volumen al máximo, siendo imposible reprimir la sonrisa.

Y aunque en temas como el bestial “Shimmer and shine” (el más rockero), cueste reconocer al Ben Harper anterior, vuelve a aparecer al instante, en baladas acústicas, como en la fantástica “Faithfully Remain”, donde saca a relucir su calidad vocal, su dominio y templanza, haciéndolo realmente bonito!

Un álbum que no tiene desperdicio, en el que experimenta con nuevos sonidos, más rockeros y novedosos, y los conjuga a la perfección, con sus temas de siempre. El resultado es simplemente espectacular. Qué bueno es este tío! No dejéis de escuchar temas como Fly on me time, Up to you know, Lay there and hate me, Shimmer and shine ó Faithfully Remain, porque no tienen desperdicio.

Tracklist de White lies for dark times:

1. Number with no name (Genial blues rock)
2. Up to you now (Vaya Canción! Increíblemente buena)
3. Shimmer and Shine ( El video, rompedora, genial!)
4. Lay there and hate me (Otra joya, para quitarse …)
5. Why must you always dress In Black (Estilo Both sides..)
6. Skin thin (Baladón acústico)
7. Fly one time (Temazo de los buenos!)
8. Keep it together (So I Can Fall Apart) (Riff pegadizo)
9. Boots like these (Vaya guitarras!)
10.The word suicide (Suena a lo anterior, me gusta)
11.Faithfully remain ( El Ben Harper que pone los pelos de punta)

Muy recomendable este White lies for dark times. Si ya impresionaba ver a Benito en directo, apuesto a que con este álbum, su directo deja huella con temas como este...



Leer más >>

Cara o cruz: ¿Está todo inventado en la música?

11:44 Autor: jmgil 4 Comentarios


Inauguramos una nueva sección de periodicidad indeterminada: Cara o cruz. En sextohombredigital estamos cansados de que nos pregunten si queremos más a papá o a mamá, si preferimos carne o pescado, o playa o montaña. Así que hemos decidido enfrentar opiniones y que cada uno se case con quien quiera. Y para comenzar, uno de los debates más recurrentes y trillados del mundo de la música: ¿Existe la innovación o estamos condenados a repetirnos hasta el infinito?



Alguien dijo alguna vez que cualquier grupo con un bajo, un par de guitarras y una batería es capaz de sonar aparente. Los hay que son mejores que otros o que buscan cierto riesgo artístico con respecto a otros que apuestan por concepciones más clásicas. ¿Es posible la innovación o está todo inventado en esto de la música?

jmgil says...

Siempre me he considerado un clásico: guitarra, bajo, batería y una buena melodía. Cierto es que de eso uno se termina cansando y acaba por buscar ciertas dosis de innovación, de riesgo, aunque la conclusión a la que acabas por llegar es que en cierto modo está todo inventado en esto de la música. Una guitarra a destiempo, un ruidito aquí, que tal si le metemos unas programaciones “super-innovadoras”, que tal unos sintetizadores de los ochenta, un sitar de juguete o que tal si grabamos sin bajo, pero en la música existe un número limitado de ingredientes, y el margen de maniobra para la innovación, querido Nathaniel, se reduce a mezclar dulce y salado a ver que sale. Y por mucho que te guste, el Reggeton no es innovación.


Nathaniel says...

Querido JM, es evidente que no. Es cierto que las bases de las canciones son con los instrumentos de toda la vida, pero cada vez se pueden adornar con más cosas y los sintetizadores, que siguen evolucionando día a día, son capaces de producir nuevas distorsiones que están por explorar. Además, el ruido, algo muy utilizado en los setenta, sigue ahí; puedes introducir cualquier cosa en una canción y enriquecerla. Y todo ello sin hablar de la fusión de estilos, que puede gustar más o menos, pero que es una fuente de enriquecimiento: cojo algo de aquí y de allí y lo sumo. Aunque pocas veces el resultado sea satisfactorio, a veces salen cositas más que interesantes como el trip-hop de tus adorados Portishead. ¿Acaso alguien había hecho algo así antes?


Leer más >>

Pájaro Sunrise - Done/Undone (2009)

10:00 Autor: jmgil 5 Comentarios
Volando alto

Es una regla no escrita que cada año sin saber cómo ni por qué surge un grupo/artista que te hace pensar en qué habías estado pensado para no haberte percatado de su existencia. Este año claramente es mi caso con Yuri Méndez (productor habitual de Fabián) y su ahora proyecto en solitario Pájaro Sunrise, con el que ha editado su segundo largo titulado Done/Undone, una colección de 22 canciones, 22 grandes melodías repartidas en dos discos absolutamente imprescindibles para todo buen amante del folk, del pop y de las canciones con deliciosos arreglos e infinitos detalles que las hacen grandes, muy grandes.


¿Y a quien querer más? ¿A mamá o a papá? ¿Done o Undone?
Difícil elección cuando en un lado de la balanza tenemos el pop optimista de Beggar/Lover, la melancolía desbordante de Keep on driving o la dolorosa perfección de Done, y en el otro lado tenemos la posibilidad de sumergirnos en el pop juguetón de Kinda fantastic, ponernos nostálgicos con la más que acertada versión del tema del Boss, Hungry heart o chasquear los dedos al ritmo de la irresistible The king is blue.

Para nuestra suerte no tendremos que elegir, tan solo disfrutar. Y es que aunque resulta complicado encontrar un disco con 22 canciones que no se nos haga largo y difícil de escuchar de una tacada, Yuri lo ha conseguido. Y lo ha hecho dotando al disco de una homogeneidad, creando un sonido propio, que lo hace mostrarse como una obra indivisible y compacta que merece ser degustada en su totalidad, sin prisas, descubriendo con cada escucha nuevos matices y detalles que nos hacen darnos cuenta que no estamos ante un disco más.


Leer más >>

Simon & Garfunkel Concierto en Central Park

10:00 Autor: H 3 Comentarios
Echemos la vista atrás y disfrutemos!


El 19 de Septiembre de 1981, Paul Simon y Art(hur) Garfunkel, volvían a reencontrarse sobre un escenario, casi 11 años después de su segunda ruptura, la definitiva. El lugar escogido por el genial dúo, fue uno de los lugares más emblemáticos de su ciudad natal, New York. Ante medio millón de personas, ofrecieron un concierto memorable en Central Park, que afortunadamente, fue grabado. Así, hoy podemos recomendar tanto el álbum como el Dvd que fueron publicados.

En aquel concierto, el posiblemente mejor dúo de Folk Rock de la historia, hizo un repaso a los mejores temas de su discografía (Mrs. Robinson, Bridge over troubled water, The sound of silence, The boxer, Homeward bound...). Aunque como en todo directo, quedaron fuera temas imprescindibles como (Cecilia, I am a rock, Bye bye love, El condor pasa...).

El concierto fue un rotundo éxito. Se rodearon de 13 músicos que lograron dotar al evento de un gran sonido. Y la interpretación vocal de ambos, una vez más, para quitarse el sombrero! Impresiona comprobar lo bien que empastan sus voces, en un directo, al aire libre, y ante tantísimos espectadores.

Tal fue el grado de satisfacción de ambos, con el resultado del concierto, que tras él, decidieron girar por distintos lugares del continente y llegaron a plantearse volver a grabar un nuevo álbum (finalmente no se hizo).

Lo mejor de las canciones compuestas por ese talento de la naturaleza llamado Paul Simon (la mayoría son suyas), es lo bien que envejecen. Por mucho tiempo que haya pasado, siguen estando vigentes, y siguen siendo auténticos temazos. No dejéis de escuchar la soberbia interpretación de estos artistas, su increíble la calidad vocal, y la calidez que desprenden sus voces. Canciones con aroma a tiempos pasados, que traen infinitos recuerdos, y afortunadamente pasan de generación en generación. Porque sería delito dejar en el olvido, canciones tan geniales como estas. (video)

Si queréis seguir disfrutando y conocer más a fondo su obra, recomendaos su álbum recopilatorio Tales from New York (de 2000). 40 canciones imprescindibles!


Leer más >>

LIbro/Película: Los hombres que no amaban a las mujeres

20:30 Autor: H 7 Comentarios
Con este título, ¿Hablará de misóginos?, ¿de homesexuales?... No exactamente.

El próximo 29 de Mayo, llega a la gran pantalla la primera de las novelas escritas por Stieg Larsson. ¿Que quién es ese hombre? Fue un periodista sueco, que investigó y destapó las corrupciones de grupos de empresas de la extrema derecha de su país. Paralelamente a su profesión de periodista social de investigación, comenzó a escribir novelas, que es por lo que hoy realmente lo conocemos. A los pocos días de entregar a su editor el tercer volumen de su trilogía, llamada “Millenium" (dicen que su intención era continuar con la saga), sufrió un ataque al corazón. Murió sin haber publicado ni una sola obra.

Hace menos de un año, aparecía en España su primer libro. “Los hombres que no amaban a las mujeres”. A finales de 2008, se publicaba su segunda obra, “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”, y el 24 de Junio, saldrá a la venta su tercera y definitiva, “La reina en el palacio de las corrientes de aire”.

Esta trilogía, “Millenium” (llamada así por ser la revista en la que trabaja el protagonista de la novela), se ha convertido en todo un éxito. Un best seller póstumo, que está arrasando a nivel de ventas en el continente europeo. Tanto es así, que como decimos, el primero de sus libros, ya ha sido llevado al cine por el director sueco Niels Arden Oplev, y a finales de mes, se estrenará en nuestro país. Para el film, se ha rodeado de actores y actrices suecos y dicen que la adaptación es bastante fiel a la novela (Ya veremos!).

Centrémonos en la novela. Es una muy buena novela que engancha, y mucho. (Definitivamente Nathaniel, deberías darle una oportunidad;). Muy bien construida, con grandes y minuciosas descripciones y con una prosa ágil. Una vez que entras en su mundo, es imposible salir de él. Se tratan con brillantez, los secretos y miserias de una adinerada familia. Una historia llena de misterios, de miedos, de mentiras, de odios, de violencia, de crímenes, de abusos de poder, de perversiones sexuales, de amor... Una historia que lleva encubierta una dura crítica a la sociedad sueca y a todas las corruptelas que se dan en el país.

El escritor lleva la novela a un terreno que dominaba a la perfección, por su investigación profesional realizada durante años. Llama poderosamente la atención la similitud del personaje principal, Mikael Blomkvist, con el propio escritor. Ambos trabajaban en una polémica revista, que sacaba a la luz los trapos sucios de los poderosos, y sufrían personalmente las consecuencias, en forma de presiones, hacia ellos y su entorno.

Dejamos una breve sinopsis para explicar de qué trata. Pero tampoco la destriparemos en demasía, para que sea más atractiva la lectura:

Harriet Vanger, desapareció a los 16 años. A pesar de la exhaustiva investigación policial, no consiguieron encontrarla. 39 años después, su tío Henrik Vanger, sigue empeñado es saber lo que sucedió. Y es que el día de su cumpleaños, sigue recibiendo flores secas. Hasta la desaparición de su sobrina, era ella quién las enviaba, desde entonces, una persona anónima.

Vagner contrata a un periodista en problemas, llamado Mikael Blomkvist, para que retome el caso y trate de descubrir algo nuevo que se pasara por alto durante aquella investigación. Junto a Lisbeth Salander, investigadora privada, tratarán de averiguar lo sucedido. ¿Fue asesinada?¿Secuestrada?...

A partir de aquí, animaos a leer el libro, o libros, pero con cuidado, que enganchan!! La película... la veremos! Aquí está el trailer:



Leer más >>

ALIS en la Fnac de Bilbao, 21 de mayo del 2009

10:37 Autor: Mikel 4 Comentarios

La cita era a las 7 de la tarde en la Fnac de Bilbao y yo, que soy un ingenuo, ya estaba allí unos veinte minutos antes de la hora prevista, temiendo no encontrar un sitio donde sentarme. Llegué, y no había ni una sola persona en las tres filas de sillas que habían preparado para el evento, así que elegí la que más me gustaba, la coloqué para poder estirar mis largas piernas sin molestar a nadie y esperé a que llegara la hora. Alis apareció puntual, y tras comprobar que apenas estábamos diez personas, puso la mejor de sus sonrisas y se metió en el almacen que utilizan como improvisado backstage, imagino que para hacer tiempo por si todavía llegaba algún rezagado. Volvió a aparecer, se subió al escenario y, muy simpático, nos contó que era un enamorado de Euskadi y que era la primera vez que iba a tocar en Bilbao. Me sorprendió muchísimo el gracioso acento andaluz que tiene, un acento que jamás le hubiera imaginado, y me llamaron muchísimo la atención las dos guitarras que lucía, una eléctrica y otra acústica que son de las más bonitas que jamás haya visto. Como imaginaba, Pachi vino sin banda, y sin más dilación se propuso a cantarnos la parte acústica de su último disco, Cuando el sol nos dé calambre, para, como dijo, tratar de convencernos para que nos lo comprásemos. La verdad es que después de lo mucho que me gustó el disco en las primeras escuchas, iba un poco escéptico al concierto, y es que las canciones, con el paso de las semanas, habían ido perdiendo grado y en conjunto no habían conseguido quedarse en mí como en un principio había imaginado. Alis arrancó con Liverpool, un tema que es una especie de tributo a los Beatles y lo mucho que le han influído en su vida. De letra algo fácil y simple, éste tema sirvió para comprobar que Pachi tiene una voz portentosa, elástica a más no poder. Alis es uno de esos artistas que canta con los ojos cerrados (quizá para no ver la poca gente que había), y esto, que para muchos puede resultar una tontería, es un detalle que a mí me encanta, me gusta verlos concentrados únicamente en lo que está saliendo de sus labios y manos. Siguió con La lluvia y el paraguas, un precioso tema en el que, a falta de músicos que le acompañaran, completó grabando una base con la acústica para después, por encima, hacer una serie de solos con la eléctrica en un bonito final. Continúo con Mínimo, un tema de su anterior disco, y éste fue para mí el mejor momento de la tarde, el más intenso. Alis desató la tormenta vocal que lleva dentro y arrancó los aplausos más fuertes de su corta actuación. Mínimo siempre ha sido una de mis canciones favoritas de su repertorio, y ayer, después de su soberbia interpretación, subió unos peldaños más en mi ránking personal. En cuanto escuché los primeros acordes de la siguiente canción me dije, ¡esta es la mía!, y es que detrás de esas caricias a las cuerdas se escondía Cine mudo, el single del disco y mi canción favorita sin duda, una de las que más he escuchado este año. Alis tocaba el principio pero no empezaba a cantar, y después de dos minutos de darle vueltas, soltó la guitarra y nos confesó que se había olvidado de la letra. Miraba a su mánager y éste no le daba respuesta, y después de comprobar que nadie de la sala estaba por la labor, le dije, con mi voz de chico tímido y nervioso ¿Buster Keaton?, y entonces sí, me dio las gracias y arrancó. En mi opinión, Cine mudo es un tema que pierde muchísimo en su versión acústica, y la verdad es que no me convenció mucho, es una pena que finalmente no diera por la noche el concierto con banda que tenía programado en un principio en la Sala Azkena, y es que creo que Alis tiene que lucir más en formato eléctrico. Se despidió con el tema que da nombre al disco, Cuando el sol nos dé calambre, y a mí se me quedó una extraña mecla de sabores en el paladar; fue un concierto agradable, tiene una voz extraordinaria y es un currante, pero como he dicho antes, creo que el formato acústico le perjudica, le ata, y le impide desarrollar las canciones como éstas merecen. Me hubiera encantado verle encima de un escenario de verdad con sus músicos pero, claro, si en un concierto que es gratuíto estamos menos de quince personas, ¿cómo se van a arriesgar a hacer un concierto en una sala?. El mundo de la música está mal, sí, pero los mayores culpables somos nosotros. Queda muy bonito decir eso de que la música cada vez es más cara, pero el problema es mucho más profundo, y es que me resulta triste y embarazoso para el artista ver conciertos como el de ayer. Alis es un tío honesto, que escribe, canta e incluso produce sus canciones, canciones de verdad, pero está visto que con es no es suficiente para atraer al público. En fin, ellos se lo pierden...

"Liverpool"



"La lluvia y el paraguas"



"Mínimo"



"Cine mudo"



"Cuando el sol nos dé calambre"


Leer más >>

Los Últimos Bañistas - Nadia

Labels

Twitter

Últimas Entradas

Últimos Comentarios