Suscrí¬bete RSS
Comentarios RSS
Subscrí¬bete por E-mail


Me asomo al nuevo trabajo de estudio de Bob Dylan con una pereza notable. No es un buen principio, lo sé, pero confío en que el genio consiga animarme el día. Suenan los primeros acordes de ‘Together throught life’ y me digo: ‘Caramba, lo ha vuelto a hacer’. El primer tema (Beyond here lies nothin’) desprende aroma a carretera; es un blues rabioso con su característica voz rota (cada disco un poco más) y una letra preciosa, una declaración de amor en toda regla que hace parecer que Bob tenga quince años, enamorado de una mujer con la que quiere compartir el resto de su vida.

En la misma línea blues están My wife’s hometown, Forgetful heart, Jolene, Shake shake mama y It’s all good. Son las canciones del disco que más me interesan, sin ninguna duda. Adoro a ese Dylan frenético, cargado de ritmo y de sentimiento, en un género en el que se mueve como pez en el agua, en el que disfruta y hace disfrutar.

Las restantes canciones del álbum son más folk, con menos nervio. Me cuesta empatizar con ellas. Life is hard es quizá la que más me atrae; un tema cien por cien country con una letra bonita (eso en Bob viene de serie, como la dirección asistida en los coches), pero tampoco es que consiga volverme loco. La escucho con agrado, pero no me deja poso de ningún tipo. Las restantes, me dan un poco igual. No me parecen malas, pero no tienen nada destacable, no me emocionan.

Curiosamente, este mito viviente de la música recibe su mayor reconocimiento por sus últimos discos. Con el Modern times, volvió a alcanzar el número uno de la lista Billboard (¡31 años después!) y vendió más copias que de ningún otro álbum; con Together throught life parece que va por el mismo camino. Conste que me alegro mucho por él porque no hay mejor reconocimiento que el que recibes en vida, pero estos discos están a una distancia sideral de los de su primera época, que eran superlativos: The Freewheelin’ Bob Dylan, Highway 61 revisited, Bringing it all back home, Blonde on blonde, John Wesley harding, Nashville skyline, Blood on the tracks, The basament tapes o Desire. Cierto es que, desde 1976, se tomó unas “vacaciones” y sólo publicó discos poco más que correctos (lo que para Bob es correcto, para la inmensa mayoría sería un discazo) hasta el ‘97, en el que se sacó de la manga el genial Time out of mind. Desde entonces parece vivir una segunda juventud, aunque a mí este último no termina de seducirme por completo. Pero ya sabéis, la música, como otras muchas cosas, es un estado de ánimo y quizá este disco no ha llegado a mí en el mejor momento.

Beyond here lies nothin'
Together throught life (2009)
Bob Dylan




You can leave a response, or trackback from your own site.

0 Response to "Bob Dylan - Together throught life (2009)"

Los Últimos Bañistas - Nadia

Labels

Twitter

Últimas Entradas

Últimos Comentarios