Suscrí¬bete RSS
Comentarios RSS
Subscrí¬bete por E-mail

La madurez de los monos

Que monos son los niños cuando son pequeños. Juegan, ríen, te dicen por primera vez papa, te transmiten toda su energía positiva. También está el tema de los pañales y las noches sin dormir, pero se les perdona todo: al fin y al cabo acaban de llegar a este mundo. Luego crecen, dejan de ser tan adorables, crean su propia personalidad y (algunos) maduran. Y todo ese proceso no hace que les queramos menos, incluso es posible que nuestro orgullo de padres aumente al contemplar en lo que se han convertido. Y sí, intento hablar del tercer album de los británicos Arctic Monkeys. El de la madurez.


Sorprende pensar que Humbug sea obra de esos chicos cuyos dos primeros discos contenían trallazos de rabia punk uno tras otro, que sonaban descarados, frescos y casi improvisados. En este nuevo camino han tenido la colaboración en la producción del lider de Queens of the Stone Age, Josh Homme, que ha dotado al disco de una densidad desconocida hasta ahora para los británicos.

Y ya con My propeller, el primer corte, intuimos que esta vez los tiros van por otro lado. El sonido se antoja mucho más maduro, oscuro y pausado aunque sigue conservando la potente linea de bajo y las baterías como señas de identidad inequívocas. El tema presentación es un absoluto grower: se hace gigante con las escuchas. Sin duda Crying Lightning es uno de los singles del año y fue una auténtica sorpresa encontrar a unos Monkeys más reposados buscando sonoridades más profundas sin perder ni un ápice de interés para el oyente. Lo dicho, temazo.

Dangerous Animals me evoca una serie de imágenes que me hacen imaginármela como banda sonora de una película de vampiros de serie B, en la que, obviamente, solo se salvaría la música. Otra muestra de que pueden sonar oscuramente enérgicos.
En Secret Door la batería vuelve a ponerse en el papel protagonista en un tema en el que irremediablemente Alex Turner y cía nos recuerdan más que nunca a The Smiths y su vena más dramática. El tema que más nos devuelve a los Arctic Monkeys de los dos primeros discos es Potion Approaching, que tiene todas las papeletas para ser futuro single. Otra de las canciones más sorprendentes de Humbug es Fire and the Thud, que comienza con unos coros y una melodía calmada que no hacen presagiar una parte final eléctrica, casi sucia. De lo mejorcito del disco.
Cornerstone nos devuelve a sonoridades más limpias, con una melodía agradable y hasta optimista que, de nuevo, nos remite a Morrissey y cía, esta vez a su ramalazo más pop.

Y entramos en la recta final de un disco que se escucha del tirón con mucha facilidad a pesar de su densidad y con el que en todo momento se tiene la sensación de estar escuchando no solo un gran disco, sino el disco que va a marcar el futuro de la banda. Creo que habrá un antes y un después de Humbug para los Arctic Monkeys: habrá quienes se bajen del barco y habrá muchos otros que al fin los dejarán de ver como el típico hype venido de las islas británicas que con 2 discos han dicho todo lo que tenían que decir. Y a esta reflexión ayudan canciones como Dance Little Liar. De la inmediatez a la que nos tenían acostumbrados hemos pasado a temas que perduran, de los que dejan poso y concretamente en este caso la voz de Turner suena más creible y carismática que nunca. Otro de los temazos del disco.

Casi llegando a la meta rescatamos las guitarras rabiosas en Pretty Visitors con una melodía y estribillo que fijaremos con facilidad, y con un final de lo más punk, casi hardcore. Este estadio hacia la madurez termina con The Jeweller's Hands, la canción con la que ponen todas las cartas sobre la mesa y que supone una declaración de intenciones sobre lo que los Arctic Monkeys pueden ofrecer de aquí en adelante. Intuyo que algo grande.

Y basicamente así es como, a pesar de que ya no jueguen como antes ni sean tan divertidos, logramos sentirnos mucho más orgullosos de nuestros retoños y por qué no, los queremos más si cabe. Y además nos olvidamos del tema pañales.



"Crying lightning"


You can leave a response, or trackback from your own site.

5 Response to "Arctic Monkeys - Humbug (2009)"

  1. H Said,

    La verdad es que nunca me han dicho demaisado. Tengo los dos primeros, pero tampoco los he escuchado mucho, Casi nada más bien.

    Pero después de la bonita reflexión de los padres y las distintas etapas por las que pasan los niños... me has convencido. 8)

    Creo que le daré una escucha a su último trabajo. Por eso, y porque sé que en "City" una de sus canciones ha estado durante mucho tiempo en lo más alto.

    Así que ... lo dicho, me haré con él y te contaré, aunque sin grandes pretensiones 8)

    Posted on 20 de agosto de 2009, 10:06

     
  2. jmgil Said,

    Cuidado, porque a lo mejor te llevas una sorpresa con el disco ;)

    Abrazos!

    Posted on 20 de agosto de 2009, 10:18

     
  3. H Said,

    Uy uy uy !! Qué es una amenaza?? Jajajaja 8). Vale, vale, pues lo escucharé con cuidado 8P

    Ojalá me lleve una grata sorpresa! Y si tú lo dices, seguramenet me la lleve ;)

    Posted on 20 de agosto de 2009, 10:27

     
  4. Lupín Said,

    Ciertamente, yo escuché a los Monetes en un disco recopilatorio que hace un amigo mio todos los años, uno en ingles y otro en español ;) y tenían mucha mas fuerza!!! no recuerdo que canción era, pero era un subidón.
    Esta no me dice demasiado.

    Posted on 20 de agosto de 2009, 17:17

     
  5. jmgil Said,

    Buen recopilatorio ese que comentas amigo Lupín. Muy bueno :D

    Posted on 25 de agosto de 2009, 19:13

     
Los Últimos Bañistas - Nadia

Labels

Twitter

Últimas Entradas

Últimos Comentarios