Suscrí¬bete RSS
Comentarios RSS
Subscrí¬bete por E-mail
Quique González se quedó con ganas de tablas después de la larga gira de presentación de su último disco, Daiquiri Blues, y junto con su inseparable amigo Jacob ha ideado una nueva serie de conciertos en formato más íntimo con la única ayuda de un piano, guitarra acústica y contrabajo.

En principio la idea no puede resultar más atractiva, sin embargo, y discúlpenme la osadía, uno salió algo decepcionado del concierto que el pasado sábado el madrileño ofreció en el Auditorio Victor Villegas de Murcia.

Y más allá de la subjetividad que pueden dar los estados de ánimo y las apetencias puntuales, hay algo que tengo claro: de la casi decena de actuaciones del señor González que he tenido el placer de disfrutar ésta es la que peor sabor de boca me ha dejado. De lejos.

Y eso que el comienzo fue alentador. Reloj de plata con Quique al piano, precioso, por cierto, enlazando con Discos de antes. Pero el problema no fueron las canciones. Las tiene de todos los colores y todas de un nivel de notable en adelante. Sin embargo, aquello no acabó de sonar lo cálido que uno esperaba. La guitarra sonó algo baja, la voz algo alta y el sonido del contrabajo oscilaba entre lo excesivo y lo inapreciable.

El repertorio, el habitual a lo largo de esta gira. Muy celebradas Fito, Ayer quemé mi casa o Rompeolas. Como curiosidades más notables, la versión ralentizada de Hoy puede ser un gran día del maestro Serrat, la de La casa cuartel de Kiko Veneno y These days de Jackson Browne, que ya adaptó al castellano Enrique Urquijo.

Lo dicho, siempre es un gran plan sentir de cerca las canciones de este genio pero, para un servidor, ésta vez el show no estuvo a la altura de las expectativas.
You can leave a response, or trackback from your own site.

4 Response to "Quique, Jacob y las expectativas"

  1. illeR Said,

    Vaya, lamento oir eso!!
    El de Santander estuvo bien, aunque a mi tampoco me lleno, ya lo dije en su momento pero me pareció que tocaron en un sitio demasiado grande para ese formato de dos, y también hubiese preferido que tocasen mas rarezas, yo ya le había escuchado todos los temas salvo uno... pero lo que es a nivel de sonido, sono bien... A ver que tal Madrid.

    Posted on 11 de abril de 2011, 9:42

     
  2. "M" Said,

    Yo también lo lamento, y mucho!! Un mal sonido puede aruinar el mejor de los conciertos...
    Ya dije que a mi me pareció una delicia, pero si que es cierto que tengo pocos para comparar; sumado a quizás te puse las expectativas demasiado altas igual por eso te llevaste el "chasco", con las ganas que tenías de ir...
    Bss, uno para ti y otro para Iller ;)

    Posted on 11 de abril de 2011, 10:33

     
  3. H Said,

    Vaya!

    Espero que fuese un mal día, o que no dieran con la acústica de la sala... y sobre todo espero que vayan limando esos pequeños detalles y cuando lleguen aquí (en algo más de un mes..) se peguen un señor conciertaco!!

    Ya os contaré! ;)

    Posted on 11 de abril de 2011, 12:53

     
  4. oramalaC Said,

    Vaya pues yo en Pucela disfrute bastante, quizás las versiones que hizo fue las que menos me gustaron. No se me hizo para nada monotono a pesar de que el formato de dos pudiera a llevar a ello. Se me hizo muy ameno y Q.G estuvo más hablador de lo habitual.

    Salud!

    Posted on 12 de abril de 2011, 0:04

     
Los Últimos Bañistas - Nadia

Labels

Twitter

Últimas Entradas

Últimos Comentarios