Suscrí¬bete RSS
Comentarios RSS
Subscrí¬bete por E-mail

De Asturias con amor

9:36 por Mikel

Como ya sabreis, dos grandes amigos del blog como son Alfredo González y Pablo Moro visitaron Colombia para participar en el Festival Internacional de Canción Itinerante de Bogotá. Nosotros, desgraciadamente, no pudimos acompañarles en su aventura, pero Umberto, un lector colombiano de este pequeño rincón, nos ha hecho llegar la crónica que escribió con el motivo de la visita de los asturianos a su país. Umberto es el director de comunicaciones de la Fundación Barrio Colombia, encargada de organizar el festival, y además es autor del blog Aquella extraña canción (o canciones en las venas). Él compartió con Alfredo y Pablo algunos de los momentos más especiales de su viaje, y quería que pudiéramos saber de primera mano cómo vivieron esos días al otro lado del charco. He aquí la crónica de Umberto;

DE ASTURIAS CON AMOR
Alfredo González y Pablo Moro en Bogotá
Por: Umberto Pérez
Fotografías: Fundación Barrio Colombia y Rot_Oscopia

El sábado 17 de Octubre Pablo Moro recibió una llamada a altas horas de la noche en su teléfono móvil. Revisó quién era y lo dejó pasar, pensó que después le llamaría. Una vez más el timbre del teléfono volvió a interrumpir la película que veía y la tranquilidad del fin de semana que se anticipaba al lanzamiento -y lo que eso conlleva- de “Pequeños Placeres Domésticos”, su nuevo álbum en estudio. Contestó. Del otro lado su amigo Alfredo González lo abordaba con una pregunta escueta y simple: ¿Que si te vienes conmigo a tocar a Colombia?

*****
El lunes siguiente mientras Pablo se dedica a promocionar su disco nuevo y Alfredo toma un tren que lo deja en Barajas; yo, en Bogotá, llamo temprano a Ana López (la agregada cultural de la Embajada de España que nos secunda en el capricho de presentar a dos españoles en el Festival Internacional de Canción Itinerante de Bogotá – FICIB 2009) para contarle que a ultimísima hora debemos hacer un pequeño cambio. El plan inicial, que incluye al también músico Xabel Vegas, junto a Alfredo, ha sufrido una baja: el de Gijón ha cancelado su viaje por un problema de último momento, pero san Alfredo González le ha robado un sí a su amigo Pablo Moro que ya tiene listas las maletas.

Entonces hay que cambiarlo todo, lo más importante son los billetes de avión a menos de un día y medio del vuelo. Ana me dice que el cambio en la reserva es posible, pero el tiempo y la diferencia horaria entre Bogotá y Madrid -de siete horas- son dos enemigos imbatibles, o casi. A las 12 del día de Bogotá el mánager de Pablo me llama con algo de desespero para saber alguna nueva noticia que yo aún no tengo; una hora después le cuento que las reservas ya tienen dueño nuevo; y cuatro horas más tarde le envío la reserva virtual mientras Pablo viaja en bus desde Oviedo hacia Madrid para encontrarse con Alfredo. Un día después arriban al aeropuerto Eldorado de la capital colombiana como ilustres invitados al FICIB 2009.

*****

Se estará preguntando el lector cuál es la razón para que dos jóvenes artistas españoles atraviesen el Atlántico y toquen sus canciones en una ciudad en la que no se editan sus discos, ni suenan en la radio. La razón es sencilla: gracias sus canciones - y claro, a la internet. Para quien esto escribe, descubrir a Alfredo González a través de las reseñas y entrevistas que la revista Efe Eme le hiciera en 2008, y luego a través de su myspace, fue confirmar que España es tierra fértil para las buenas canciones abrigadas por el rock, que crecen fuertes y de forma genuina. Una forma que bien han llamado “rock de autor”.

*****

La noche del miércoles 23, luego de un duro día de trabajo en los medios de comunicación presentando a Alfredo y a Pablo, llegamos a un pequeño bar donde los espera la plana mayor de la Fundación Barrio Colombia (organizadora del FICIB 2009) para conocerlos al calor de unas cervezas y de canciones. En la tarima hay un tecladito, la guitarra de Pablo la hemos cargado todo el día, y tanto él como Alfredo no se aguantan las ganas de tocar. La noche es perfecta, no hace mucho frío, adentro se siente como en casa, están todos los amigos que aguardan por escucharlos y el ánimo está arriba. Pablo se atreve, sube a la tarima y deja claro por qué Alfredo pensó en él para acompañarlo al FICIB; su voz cala hondo en todos los presentes y sus canciones emprenden un vuelo bogotano que durará para siempre. Luego Alfredo se sienta al piano y juntos ofrecen un pequeño bocado de lo que será el concierto de lanzamiento del festival. En seguida se queda solo, habla menos que su amigo, pero la timidez derrapa en valentía agregándole a la noche un poco de gotas amargas, el sello propio de sus canciones, que al igual que las de Pablo inician un viaje eterno.

Luego de muchos años de una inmensa amistad que se sostiene en la música y el oficio artesanal de hacer canciones, compartirlas bajo un manto de complicidad y la afición por músicos en común; esta es la primera vez que Moro y González emprenden una gira en conjunto, pero paradójicamente no es en Oviedo u otro lugar de España, es en Colombia.

*****

El jueves 22 es el concierto inaugural del FICIB 2009, un festival que durante dos semanas presentará a 25 cantantes, escritores de canciones, singer-songwriters o sencillamente cantautores, invitados de Colombia e Hispanoamérica en las principales salas de la ciudad. Un espacio ideal para que los trovadores postmodernos paren en Bogotá, como una vez lo hizo Xoel López, a cantar sus historias, a conocer otras calles y otras caras.

La mañana se va en un par de entrevistas poco emocionantes y la tarde la aprovechamos para cambiar euros por pesos colombianos, caminar y hacer unaentrevista para la radio web Cortesía de la Casa. En el hostal, ubicado en pleno centro histórico de Bogotá en el barrio La Candelaria, Pablo me hace una pregunta capciosa y llena de orgullo ¿Umberto, ya notaste que la primera canción del primer Festival Internacional de Canción Itinerante de Bogotá la voy a cantar yo?, yo sonrío y asiento, aunque en honor a la verdad sólo hasta ese momento caí en cuenta de aquel detalle particular, pero igual que Pablo también me sentí orgulloso. En unas horas el auditorio de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño promete estar lleno y recibirlos con mucho cariño.

A las 7 en punto de la noche el telón se abrió y Andrés Correa (uno de los músicos independientes más importantes del país y codirector del FICIB) presentó a dos grandes representantes de la tradición “cancionística” de España. Alfredo González y Pablo Moro, que entre otras cosas, pusieron al día a Bogotá en asuntos de historia del rock y el pop ibérico; muy pocos acá saben que después de Joaquín Sabina, la carretera ha sido transitada por nombres como Antonio Vega, Santiago Auserón, Quique González, Xoel López y Nacho Vegas, entre tantos otros.

Contrario a lo conversado en el hostal Pablo salió al escenario acompañado de Alfredo que se sentó frente a un piano de cola dispuesto para él. De esa forma juntos bautizaron el FICIB con “Smoking point” la canción que da título al segundo disco de Moro. Luego Alfredo dejó solo a su amigo que se despachó con “Empate a cero”, “Tic- tac” y presentó dos canciones nuevas: “Golpe de suerte” y “Canción de cuna” que hacen parte de “Pequeños Placeres Domésticos”, su nuevo y maravilloso álbum, que sin duda será parte de las listas de lo mejor de 2009.

El pianista volvió para acompañar al guitarrista y juntos cantaron “La mejor manera” del nuevo disco de Pablo, y dos canciones del impresionante álbum “Dudas y precipicios” de González editado en 2008, “Según los días” y “El último taxi” cuya grabación original también cuenta con la voz de Pablo.En ese momento confirmé la poderosa amistad que une a estos dos asturianos. La complicidad se hacía notoria en la sonrisa que brotaba tras el encuentro de sus voces creando bellísimas armonías y en el pulso acertado que tiene cada uno con las canciones del otro a la hora de tocarlas, bien sea al piano por parte de Alfredo o en la guitarra por parte de Pablo.
El final de la presentación de los asturianos corrió por cuenta de González, que emocionado por tocar con un piano de cola para un poco más de trescientas personas comenzó con “A borbotones”, presentó una canción nueva llamada “Todos llevan disfraz”, puso a cantar a todos su canción homenaje “Cicatrices de prestado” y cerró magistralmente con “Retruque” dejando una sensación de inmensa felicidad y un nudo en la garganta. Y es que las canciones de Alfredo y Pablo tienen ese no sé qué, que impregnan al que las escucha de un halo de incomodidad en medio del festejo, un recordatorio permanente de que la vida parafraseándolos- es un empate a cero y dos ruedas girando al infierno. Así lo notó el público bogotano.

Después Alfredo y Pablo se acomodaron entre el público para escuchar a uno de los mejores escritores de canciones de Colombia: Pala, que volvía a cantar a Bogotá después de dos años de ausencia, de residir y grabar su nuevo álbum en Buenos Aires. El lanzamiento del FICIB culminó entre abrazos con el público, autógrafos, fotografías y una celebración feliz acompañada de cerveza en un tradicional bar de tango.

*****

Al día siguiente los repertorios cambiaron un poco para las dos presentaciones que restaban. Hubo espacio para canciones inéditas de ambos, canciones de sus primeros discos, canciones en asturiano y sendas versiones de “Un vestido y un amor” de Fito Páez y “La luna debajo del brazo” de Quique González. Al finalizar su último show la misión en Bogotá estaba cumplida: la ciudad y “los asturianos” habían sellado un pacto a través de canciones que se quedaron grabadas en el alma de un público cariñoso que añora un pronto regreso y un encuentro de viejos conocidos.

*****

Una vez culminados los menesteres profesionales, Alfredo y Pablo dedicaron tres días a conocer un poco más de “Locombia”, que aunque pocos y cortos, fueron suficientes para entablar una amistad entrañable y verdadera. De Asturias con amor llegaron a una ciudad que les devolvía a España con el corazón cargado del doble de historias y emoción. A la vuelta, al ‘hombre del piano’ le esperaba la final en Holanda de un festival de lenguas minoritarias europeas, al ‘chico listo’ la intensa promoción de su disco nuevo y a nosotros una semana más de FICIB.
Un mes después el halo de luz dejado por el paso fugaz de estos dos trovadores post-modernos aún brilla en el cielo bogotano.

"Todos llevan disfraz", Alfredo González



"Tic Tac", Pablo Moro


You can leave a response, or trackback from your own site.

5 Response to "De Asturias con amor"

  1. illeR Said,

    Has puesto los videos que yo hubiera escogido tambien. Me encantan esos dos temas, son la caña!!

    Posted on 21 de diciembre de 2009, 10:25

     
  2. H Said,

    Enhorabuena Umberto!

    Lo has contado muy bien y muy bonito. Gracias por hacernos llegar lo que allí pasó, y contar con nosotros para poder plasmarlo!

    Un abrazo!

    Pd.- ¿Sabes si esta pareja de cracks tomaron mucho café por allí? 8) jaajja, (si lo lees, no hagas caso que esto último es broma!)

    Posted on 21 de diciembre de 2009, 11:18

     
  3. Mikel Said,

    Yo también quería darle las gracias a Umberto, por lo bonito que lo ha hecho y por ponerse en contacto con nosotros para que pudiéramos leer aquí lo que pasó al otro lado del océano...
    ¡qué envidia!

    Un abrazo, amigo!

    Posted on 21 de diciembre de 2009, 14:15

     
  4. Umberto Pérez Said,

    Jajaja, sí H, café iba y venía.

    No deja de sentirse un gustillo haberlos tenido en gira compartida. Y eso quise también con la crónica, compartir con ustedes. Gracias Mikel y H por el espacio y la confianza. Espero no sea la primera y única ocasión.

    Ya los he agregado mi lista de blogs para enterarme al día de lo que escriben y lo bien que lo hacen.

    Un abrazo fuerte.

    Posted on 21 de diciembre de 2009, 22:35

     
  5. H Said,

    Jajaja, Gracias por la aclaración! 8)

    Hasta cuando quieras ;)

    Un abrazo!

    Posted on 23 de diciembre de 2009, 18:05

     
Los Últimos Bañistas - Nadia

Labels

Twitter

Últimas Entradas

Últimos Comentarios