Suscrí¬bete RSS
Comentarios RSS
Subscrí¬bete por E-mail

Después de unos cuantos meses sin salir a discotecas, habiendo hibernado como los osos prácticamente todos los fines de semana del invierno, regreso a las zonas de marcha escéptico, consciente de que, como en casi todo, las modas cambian muy rápido. La noche no es una excepción. Cambian los locales de moda y la gente se moviliza como borregos a ellos, sin que parezca que haya otra alternativa viable.

Intento analizar inmerso en el fragor etílico cuáles son las motivaciones de esos movimientos migratorios y mis neuronas no atisban respuesta razonable. La misma gente apretujada en la pista, los mismos matones en la puerta, la misma basura en las copas pagada como néctar de dioses, la misma mierda de música. Pero ‘la masa’ se mueve enfervorecida al ritmo de Lady Gaga, Don Omar o ‘Te casaste, la cagaste’ remezclado con música disco (increíble, pero cierto).



Comento con un amigo, bastante mayor que yo, qué pretenden transmitir esos ‘creadores’ con sus canciones que se resumen en ritmo machacón y/o letras supuestamente provocativas (o a veces, simplemente en una fantástica, eso no se puede negar, campaña de marketing). Y concluímos que es música enfocada al baile, pensada única y exclusivamente para el movimiento, sin más. Reconozco la belleza estética de los danzas de las mujeres, pero no entiendo su motivación ante los ritmos (el reggaetón, por ejemplo). Mi amigo me comenta un hecho que, para mí, por edad, ha pasado desapercibido. Me habla de un tiempo en el que, en los locales, la gente no bailaba de forma generalizada, sino que lo hacían cuando escuchaban una canción que les gustaba. Me quedo absorto. ¡Qué cosa tan lógica! Hasta yo, que soy un campeón en ‘barra fija’, podría deslizarme a la pista a contonearme ante algo que me motivase. Pero ves que la oferta es inamovible: eso que llaman pop (cuando en realidad quieren decir dance), salsa y algo de revival de los ochenta, que me tiene francamente cansado.

En un esfuerzo por poner un poco de perspectiva, intento pensar que música de estos años recordaremos dentro de una década y las conclusiones son desoladoras. En los 60’s estaban The Beatles, The Rolling Stones, The Kinks, etc (o al menos, eso nos ha llegado). En los 70’s, Bowie, Roxy Music, Police o Queen, entre otros muchos. En los 80’s empezaron a pinchar música con cierta comercialidad (no exenta de calidad) como Spandau Ballet, Durán Durán, Wham y todos los grupos de la Movida madrileña. En los 90’s están Prince, Michael Jackson o Jamiroquai (en una vena poppy), y Oasis, Bon Jovi o Red Hot Chili Peppers (¡qué tiempos aquellos en los que se pinchaba música rock!). En todos estos casos, miles de canciones preciosas están asociadas a hermosos recuerdos personales. ¿Qué quedará de esta década en la memoria popular? ¿Bisbal? ¿Beyoncé? ¿Nena Daconte? ¿Melendi? ¿Britney Spears? Yo lo tengo claro; en mi caso, será música indie, pero me temo que soy una rara avis.


You can leave a response, or trackback from your own site.

6 Response to "Reflexiones musicales de una noche"

  1. H Said,

    Gracias por poner Don Omar, Nate. Me encanta!! jajajja 8P

    La verdad es que llevas mucha razón. Afortunadamente, siempre hay bares con música mucho más alternativa. Y luego garitos que no llegan a ser discotecas, en las que se está reagusto con gran música!

    Normalemente, no voy a estas discotecas que describes. Cuando acabo allí, es porque voy muy tocado. Sino no aguanto allí mucho tiempo.

    Larga vida al perreo 8)

    Posted on 15 de junio de 2009, 10:50

     
  2. Lady Textura Said,

    Bendito tú, H, que tienes ese tipo de bares con música alternativa y garitos en los que se está reagusto.

    Yo todavía no conozco ninguno de esos por las zonas en las que puedo salir sin tener que hacer DEMASIADOS kilómetros.

    Posted on 15 de junio de 2009, 13:00

     
  3. Lupín Said,

    Hace tiempo que noté que cuando voy a los bares, nunca soy capaz de recordar una sola canción de las que ponen, incluso cuando no voy en condiciones lamentables... creo que directamente desconecto los oidos, y como soy también de los que "llevan el ritmo por dentro", me da igual lo que pongan, suelo ver los videos musicales que ponen en la tele y estas cosas, soy así de raro.
    Eso si, hace un par de semanas me pusieron a Vetusta Morla en el bar donde solemos ir, y casi me pongo la mano en el pecho, en plan solemne, mientras la gente se preguntaría quienes eran los raros aquellos :D
    Abrazos.

    Posted on 15 de junio de 2009, 16:19

     
  4. H Said,

    Lady, sabes lo malo de esos bares sabes que es.. que hay muy poco color. Normalmente es una plantación de nabos (con perdón) 8P
    Afortunadmente hay días que no, 8)

    Posted on 15 de junio de 2009, 18:07

     
  5. Lady Textura Said,

    Pues yo iba a poner la nota discordante, si :)

    Si ya es raro encontrar gente que no soporte el reg... (no pongo la palabra, no vaya a ser que luego Google nos haga flaco favor), imagínate encontrar chicas a las que les guste el mismo tipo de música que a mi!

    Posted on 15 de junio de 2009, 20:25

     
  6. Nathaniel Said,

    Chicos, me acabo de levantar, tras caer ayer en los mismos errores del fin de semana pasado...
    Me remitiré sólo a una frase de mi amigo Nicolás (gran sabio, donde los haya):

    "Odio a la puta masa, son gente que baila música que no le gusta y hace cosas que no suele hacer"

    He dicho.

    P.D.: H, que suerte tienes que aún hay locales decentes por donde sales. A mí, me quedan los de primera hora y los buenos van cerrando casi todos...

    Posted on 20 de junio de 2009, 15:00

     
Los Últimos Bañistas - Nadia

Labels

Twitter

Últimas Entradas

Últimos Comentarios