Suscrí¬bete RSS
Comentarios RSS
Subscrí¬bete por E-mail



A dos metros bajo tierra es una de las series de culto de la HBO, pero que ha convivido a la sombra de la gran obra de la productora: Los Soprano. Desde la sección de 'Pantallas' queremos ofreceros dos opiniones sobre el producto tras haberlo visto completo.




Por jmgil y Nathaniel.




Noventa euros, la muerte y una cajera de Mediamarkt


Acababa de visionar el último capítulo la noche anterior. Más concretamente debí ver los últimos seis minutos de la serie como cuatro o cinco veces antes de caer en la cama e iniciar un estado de aletargamiento que duraría unas cuantas semanas. Mi ADSL me ayudó a engullir las 5 temporadas en apenas un par de meses. Aún así, sentí la inmediata necesidad de hacerle un hueco en el estante de arriba, ese en el que lucen los objetos que apetece enseñar a las visitas, justo al lado de la edición dorada de Twin Peaks y la caja de singles edición especial del Morning Glory de Oasis.

Aproveché la habitual hora de la comida para acercarme al único establecimiento que en mi ciudad por aquel entonces podría ofrecer algún pack de series que no fuera Aida o Los Serrano. Y allí estaba, con una presentación exquisita y pidiendo a gritos que la llevara conmigo. Noventa euros tenían la culpa y a pesar de estar a últimos de mes y con la cuenta de ahorros tiritando lo quise ver como una inversión. “¿Quién no querría tener la edición coleccionista de la mejor serie de televisión de la historia?”.

Ya en la cola para pagar observo detrás de mí a un hombre de unos 35 años. Lleva entre las manos una de las temporadas de Mujeres Desesperadas. Al verme con tan aparatoso artilugio se interesa por él: “¿Qué serie es?”. Yo le contesto teniendo casi la certeza de que no tendrá ni pajolera idea de lo que le estoy diciendo. Para mi sorpresa, su respuesta no se parece a la que imaginaba: “Ah sí, me la han recomendado varias veces. ¿De qué va?”. Entonces dudo entre contarle la verdad o decirle simplemente que es un drama con tintes de comedia negra que trata sobre una familia americana algo peculiar: “Trata sobre una familia que regenta una funeraria”. Menos mal que no soy el encargado de llevar el marketing de HBO. La sonrisa de la cajera me indica que no ha sido la mejor manera de “vender” una serie que es mucho más que todo eso.

A dos metros bajo tierra es una historia sobre la muerte pero sobre todo sobre la vida, con sus alegrías y sus tristezas, con sus problemas y sus inconveniente pero que a lo largo de sus 63 episodios nos enseña que es un regalo que tenemos que disfrutar porque da igual si eres afortunado o desdichado, si tienes varias mansiones bañadas en el lujo o vives a las afueras en una barriada marginal: todos al final acabaremos negociando con la muerte y perderemos.

El gran activo de A dos metros bajo tierra son sus personajes, ejecutados magistralmente por Alan Ball (American Beauty). De una profundidad nunca vista hasta entonces, personalidades tan diversas como las de Brenda, Claire, David, Nathaniel o Ruth se entremezclaran con historias cotidianas del día a día hasta acabar por hacer de ellos una parte más de ti, parte de tu familia. Y creerme, cuando todo esto haya terminado algo dentro de ti siempre echará de menos a los Fisher.


jmgil





*****

-------------------------

*****



Absténganse los que busquen levedad



He comenzado el segundo visionado de uno de los productos audiovisuales de mayor calidad que he degustado en mi vida: A dos metros bajo tierra. Una serie colosal, compleja, brillante, lúcida, emocionante, magníficamente escrita, dirigida e interpretada, que contiene todos los ingredientes del gran cine. Sé que me volverá a apasionar de nuevo y, esta vez, podré prestar atención a los pequeños detalles, paladear eses que se me pasaron cuando estaba más pendiente de familiarizarme con los personajes y de seguir la trama.

Empiezo el ritual disfrutando de sus maravillosos títulos de crédito iniciales (¿alguien ha visto unos mejores?) con el cuervo surcando el cielo azul, el lavado de manos, la etiqueta en el pie de un cadáver, la camilla con un difunto atravesando el pasillo del depósito, las lápidas del cementerio y nuevamente el cuervo, para finalizar con el nombre impreso en la pantalla de ese auténtico genio llamado Alan Ball. Y todo ello mezclado con una melodía singular que encaja perfectamente con las imágenes y te introduce a la perfección en la cadencia que seguirá la serie: pausada, pero intensa.



Para los que no sepan nada de la serie, les comentaré un poco las líneas generales de su argumento. La familia Fisher es dueña de una funeraria en Los Ángeles. Nathaniel es el padre y cabeza de familia; no me extenderé mucho: muere en el episodio piloto. Ruth es su ciclotímica mujer, que queda traumatizada por su muerte y por el sentimiento de culpa a causa de sus errores en el pasado. Claire es su hija adolescente, un personaje que irá aumentando de complejidad con el avance de la serie; al principio es simplemente una joven con problemas de drogas. David es el hijo mediano; es gay, acomplejado y un enfermo del autocontrol. Nate es el protagonista masculino de la serie. Es el hijo mayor, tiene treinta y cinco años y vive en una indefinición personal absoluta. Trabaja en Seattle y en el primer episodio va a visitar a la familia. En el avión conoce a Brenda, que se dedica a hacer sesiones de siatsu. Al bajarse del avión, se enrollan en un cuarto de la limpieza del aeropuerto mientras esperan que Nathaniel llegue a recogerle. Pero éste no llega, porque se estrella contra un autobús mientras intenta encender un cigarro conduciendo.

Ese es el punto de partida de la historia. La trama se irá enredando, dibujando la complejísima personalidad de todos y cada uno de los personajes, así como tejiendo un trasfondo reflexivo sobre el sentido de la vida y de la muerte, mezclado con geniales toques de humor negro. Me quedan por delante sesenta y dos capítulos más de puro placer y un final que justifica las 60 horas de televisión previas. Absténganse los que busquen levedad.


Nathaniel


-----------------------------------------------------------------------------------------------




A dos metros bajo tierra (2001-2005). 5 temporadas (63 episodios de 55 minutos). Serie altamente recomendable. Efectos secundarios: riesgo de adicción considerable; sensaciones de nudo en el estómago y de lanza en el costado tras el visionado. No se conocen casos de sobredosis ni intoxicación.

You can leave a response, or trackback from your own site.

12 Response to "Dos enfoques, la misma conclusión"

  1. Tolkas Said,

    Forma mi Santísima Trinidad de series junto con The Wire y Flight of the Conchords.

    Me extraña que no hayaís hecho ninguna referencia a los inicios de los capítulos, hay muertes realmente memorables.
    http://www.youtube.com/watch?v=1LXuNpF6NVg

    Posted on 19 de mayo de 2009, 20:05

     
  2. Nathaniel Said,

    A dos metros es mucha cosa... Y el final... No digamos. Lo de los inicios de los capítulos tienes razón, no sé como se nos habrán pasado. Recuerdo ahora uno sobre un tío que muere ahogado con una bolsa cuando le hacían una mamada; los había de lo muy originales. Aunque el que has puesto puede que sea el mejor. Tpco tenían desperdicio los anuncios de productos funerarios; a mí me mataban de risa.

    No he visto a los Conchords y ya me la han recomendado. Los tengo 'encargados' :P

    The wire he visto solo las dos primeras temporadas. Deseando que me 'lleguen' las otras tres (también encargadas) ;) No sé dónde habrán hecho el casting de actores, pero vaya calidad; a veces parece que estás viendo un documental en lugar de ficción.

    Gracias por pasarte y comentar!

    Posted on 19 de mayo de 2009, 21:06

     
  3. Mikel Said,

    Mi experiencia en series se limita a Prison Break, Weeds, Dexter y The Flight of the Conchords, pero la verdad es que después de leeros me han entrado unas ganas terribles de verla

    Posted on 20 de mayo de 2009, 11:39

     
  4. jmgil Said,

    Mikel crack, no lo dudes. Es la mejor serie que he visto. Y son muchas ya!

    Prometo volver a la actividad normal pronto compañeros!

    Abrazos!

    Posted on 20 de mayo de 2009, 11:46

     
  5. Mikel Said,

    Hoy mismo me he visto el primer capítulo, el piloto, y no pinta nada mal. Además, no lo sabía pero está mi amigo Dexter! ;)
    Ya os iré contando qué me parece...

    Posted on 21 de mayo de 2009, 17:34

     
  6. jmgil Said,

    Mikel, el tipo de A dos metros sale en Dexter :)
    Seguro que te engancha y ya serás un Fisher más. Bienvenido a la familia.

    Posted on 23 de mayo de 2009, 17:05

     
  7. Tolkas Said,

    # [mikel] Enganchado a "A dos metros bajo tierra"... about 2 hours ago
    # [jmgil] Viendo el piloto de The Wire. Que buena pinta tiene... about 5 hours ago

    Pero qué aplicaditos sois, chavales.

    Posted on 25 de mayo de 2009, 20:32

     
  8. Mikel Said,

    ;)
    Ya ves, después de tu acierto con T.F.O.C, y hambriento de una buena serie como estaba, decidí volver a seguir tu consejo. Me está gustando, aunque la madre me pone un poco nervioso, no me gusta la chica de Nathaniel y los capítulos son largos (no se hacen largos, pero hay que sacar una hora para verlos).
    De todos modos, enganchado, como decía, ya os contaré!

    Posted on 25 de mayo de 2009, 20:53

     
  9. Mikel Said,

    Vuelvo por aquí para comentaros que ya me he visto la primera temporada y me parece una serie espectacular. Los personajes están trabajadísimos, todos y cada uno de los diálogos son inmejorables, y los personajes que no me convencieron mucho cuando la empecé me están sorprendiendo muy positivamente. Ya os iré contando, a este paso para julio me la he terminado! ;)

    Posted on 31 de mayo de 2009, 18:51

     
  10. jmgil Said,

    Mikel creo que ya eres un Fisher más :)
    Ahora ya la adicción crecerá esponencialmente hasta el final.

    Pero del final ya hablaremos largo y tendido ;)

    Posted on 31 de mayo de 2009, 19:26

     
  11. illeR Said,

    Me pasa como a Mikel, vuelvo por aqui una vez acabada la primera temporada y a punto de comenzar la segunda....

    Varias cosas:

    Creo que puedo declarar mi amor a Nathaniel Samuel Fisher Jr.

    :P

    Al principio me costo ver a David como David...es culpa de Dexter....es más que no comencé a ver a David hasta esa escena del baile en la discoteca de la primera temporada (episodio 9) ¡¡mortal ese episodio y el siguiente!!

    Con lo unico que no puedo es con la casa, por favor, que cosa más asfixiante, ese papel pintado, esa tapicería de los sofás, esas cortinas....me dan ganas de entrar en la serie y redecorarles....pero salvo este pequeñisimo detalle todo genial....

    Ahh!! Otra cosa que note al principio, en los primeros capítulos, es que en vez de darme ganas de ver el siguiente, me daban ganas de ver "true blood"... el efecto Alan Ball, supongo....

    Posted on 5 de junio de 2010, 22:24

     
  12. Nathaniel Said,

    Brenda, ¿eres tú?

    Posted on 7 de junio de 2010, 14:41

     
Los Últimos Bañistas - Nadia

Labels

Twitter

Últimas Entradas

Últimos Comentarios